El diario Canalla

El diario Canalla
Escritos y difundidos por otros canallas

martes, 9 de octubre de 2007

La Unión Democrática siglo XXI primera parte


Pareciera increíble pero es verdad. El país, con Néstor Kirchner a la cabeza del gobierno, no tiene un presidente que propone la vía al socialismo, ni la nacionalización de los recursos naturales, ni muchos menos una reforma agraria. De hecho, está orgulloso de que el índice de mortandad infantil sea del 13.5 por ciento. Pero es demasiado. Demasiado “zurdo”, o vaya uno a saber qué pasa por la cabeza de esta gente.

Por habilidad propia y por inoperancia ajena, la rancia derecha argentina y la izquierda funcional (recordemos que todo aquello llamado “socialista”, “trotskista” y “comunista” en la Argentina jugó siempre para la oligarquía reaccionaria), el peronismo ostenta un hegemonismo como ni siquiera Perón pudo detentar. Al menos, los dirigentes que la oligarquía hacía jugar entonces eran más hábiles.

Por eso, la Unión Democrática, patrocinada por la Embajada de Estados Unidos, en 1945, hoy se repite en forma de comedia.

Juan Carlos Blumberg, que dijo que jamás se metería en política porque “es algo muy sucio”, organiza sus marchas luego de reunirse con Mauricio Macri, quien aportará el aparato necesario. Blumberg, que justo en el momento de mayor exposición del juicio por el asesinato de su hijo Axel, al mejor estilo menemista tras el “accidente” de Carlitos Junior, aprovecha la atención mediática para lanzar convocatorias, a las que se pliega también López Murphy y Sobisch. De hecho, Blumberg es candidato a Gobernador,por la provincia de buenos aires , mientras cosecha el apoyo del malogrado diputado Luis Abelardo Patti, el hombre de Menem y Chiche Duhalde en el territorio bonaerense.

Para caer más a la derecha del frente transversal de la UD XXI, una buena parte del episcopado se suma a cualquier lancha antioficial, con su máximo exponente en el inquisidor Baseotto, aquel prelado que pidiera que el ministro de Salúd, Ginés González García sea arrojado al mar (¿suena a vuelos de la muerte?) con una piedra al cuello por manifestarse a favor de la despenalización del aborto.

Y por supuesto, no faltan apoyos para el germanófilo Blumberg, desde los apologistas del terrorismo de Estado, encabezados por la vocera de los militares retirados, Cecilia Pando, y el operador de prensa Mariano Grondona.


No hay comentarios.: