lunes, 12 de mayo de 2008

Un poco más de Mundo perverso

viernes, mayo 09, 2008

Con la comida no se juega



Como si los tres millones de litros de leche derramados y el casi millón y medio de pollos sacrificados durante el lock out no fueran suficientes, ahora los republicanos moderados del campo, que habían prometido no habría desabastecimiento de volver a las rutas, dicen que van a dejar morir las vacas antes que regalarlas. Y encima de demostrar reiteradas veces su profundo desprecio por la sociedad a la que desabastecieron, pretenden que resignifiquemos la escarapela para convertirla en un símbolo de apoyo al campo. ¿No será demasiado?

No hay comentarios.: