martes, 3 de junio de 2008

Malvinasy la diplomacia


América Latina.

Esta región demostró un apoyo incondicional a los derechos argentinos sobre las islas Malvinas, antes del conflicto y a través de declaraciones bilaterales.

Durante el conflicto se concretó la misma actitud en el desarrollo de la XX Reunión de Consulta de Ministros de Relacione Exteriores de la O.E.A., celebrada en Washington el 27 de abril de 1982, que habla de fina solución pacífica del conflicto teniendo en cuenta "los derechos de soberanía de la República Argentina sobre las islas Malvinas así como los intereses de los habitantes".

Cuatro países miembros del TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), se abstuvieron: Estados Unidos, Trinidad y Tobago, Colombia y Chile.

Merece una explicación la abstención de los dos países latino

americanos.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Lemos Simmons, destacó que su país "distingue entre el derecho que le asiste a la Argentina para reclamar la soberanía del disputado archipiélago y el acto de fuerza realizado el 2 de abril. En el primer caso mi país ha defendido, y sigue dispuesto a hacerlo, la aspiración Argentina a ejercer plena soberanía en el territorio objeto de la confrontación con el Reino Unido".

Por su parte el representante de Chile, Pedro Daza, expresó que el TIAR "debió haberse ajustado en sus actuaciones a los términos de lo resuelto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a fin de no trabar la medida provisional adoptada y los esfuerzos para lograr una solución pacífica por medio de los mecanismos existentes".

El representante chileno se refiere a la resolución 502 del Consejo de Seguridad que expresa:

1. Exige la cesación inmediata de las hostilidades;

2. Exige la retirada inmediata de todas las fuerzas argentinas de las islas Malvinas;

3. Exhorta a los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido a que procuren hallar una solución diplomática a sus diferencias y a que respeten plenamente los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas".

La res. 502 del Consejo de Seguridad fue aprobada por 10 votos a favor (Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Irlanda, Guyana, Jordania, Togo, Uganda y Zaire), 1 voto en contra (Panamá) y 4 abstenciones (Unión Soviética, China, Polonia y España).

El delegado chileno también hizo una observación especial al punto 3° de la resolución I de la XX Reunión de Consulta que habla de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas, diciendo "que eleva a la condición de norma internacional una declaración del Comité Jurídico Internacional" .

Después de la guerra de 1982, tanto en la resolución de la Asamblea General (Res. 37/9) como en 1983 (Res. 38/12), América Latina no sólo votó a favor de las mismas sino que también copatrocinó los proyectos de resolución.

Los países latinoamericanos que apoyaron las dos resoluciones sobre el tema son: Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Merece destacarse aquí la solidaridad latinoamericana no sólo durante el conflicto bélico, sino a través de todas las resoluciones de Naciones Unidas referidas al tema Malvinas votadas en la Asamblea General de esa organización.

un 3 de Junio de 1982 el Canciller Costa Mendez brinda un discurso en Cuba ante los países no alineados-

No hay comentarios.: