miércoles, 7 de noviembre de 2007

Continúan sin pan los colegios



Sin pan en los comedores escolares: colegios apuestan a la solidaridad, hace más de tres semanas escuelas y jardines de Río Grande no tienen pan para las copas de leche y comedores que alimentan a cientos de niños. Sin respuestas desde el gobierno, que adeuda a los proveedores, algunos reciben donaciones de panaderías y cooperativas. En el caso de la Escuela Nº 21, los jóvenes de «Generación Malvinas» se sumaron a padres, docentes y alumnos que colaboran y cada martes amasan juntos el pan para toda una jornada.

Esta vez los chicos pusieron las manos en la masa. Sin pan en los comedores escolares por la falta de pago del gobierno provincial a los proveedores, el ingenio y la colaboración son fundamentales. Y esto es lo que se ve en algunos colegios de la ciudad que decidieron no dejar sin pan a los chicos.
En la Escuela Nº 21, docentes, padres, alumnos y jóvenes de «Generación Malvinas» que se sumaron al proyecto, comenzaron ayer a elaborar el pan para acompañar la copa de leche y el comedor escolar.
Hace tres semanas las escuelas de Río Grande no tienen pan para los distintos turnos y servicios que brindan a los cientos de niños que asisten no sólo a estudiar, sino también a tomar la leche y a comer.
El inconveniente está relacionado con la deuda que mantiene el gobierno con el proveedor, que ascendería a 200 mil pesos, según el testimonio del propio afectado.
Pero lo que hace dos semanas era un gran problema, en algunos colegios con solidaridad se pudo resolver, a pesar de que no debería ser así. Los chicos de «Generación Malvinas» junto con los docentes de la Escuela Nº 21 y padres decidieron elaborar al menos un día en la semana el pan para el desayuno, almuerzo y merienda de los alumnos.
«Lo ideal sería todos los días pero tenemos diferentes actividades. Queremos que tengan el desayuno, sabemos que hay chicos que vienen sin desayunar a la escuela, que tengan en el almuerzo como refuerzo de la comida y también la merienda», comentó José, el profesor a cargo del proyecto.
Ayer fue el primer encuentro. Los niños que podían llevaron un kilo de harina a la escuela y el resto lo pusieron los docentes. Por la tarde, cerca de 15 personas armaron cada uno su bollo de pan y amasaron para luego hornearlo. Esta vez se juntaron 30 kilos, y así lo harán cada martes hasta que termine el año.
Pero el problema es el mismo en todos los colegios y jardines. La Escuela Nº 7, además de no tener pan tiene otro inconveniente, una pérdida de gas en la cocina hace varios días suspendió el servicio de comedor y no saben cuándo Obras Públicas lo arreglará. Son 20 los chicos que asistían habitualmente, que ahora deben retirar su vianda diariamente en la Escuela Nº 2.
Justamente la Escuela Nº 2 es otro caso donde se manifiesta la solidaridad. Con la colaboración de la panadería «La Baguette», que dona siete kilos de pan por día y otros siete que les da la Cooperativa de Taxis, pueden sumar pan para los 450 chicos que tienen copa de leche y otros tantos que también almuerzan-Diario el sureño.com.ar

No hay comentarios.: