El diario Canalla

El diario Canalla
Escritos y difundidos por otros canallas

viernes, 18 de julio de 2008

Te contaron algo de esto ,los que descorchan champagne por la victoria del Senado.?

Hace un tiempito nada más, nada allá por mayo publicamos aca en este blog algunas cositas,aunqueparece que esto de leer es un hábito que se pierde día a día así como la verguenza, y alimentamos el descaro, el despropósito y las cosas del Mingo Cavallo, con de la Rua con la complicidad de los Menem-Dhualde,de un plumazo "voluntario" aumentaban la deuda externa con el secretario del tesoro de Estados Unidos ( ese que gustan aplaudir en los salones de radio 10) en nada más ni nada menos que 55 mil millones de dolares,una bicoca a que prestarle tanta importancia a esa libreta de almaceneros no.? (Ver informe juez ballesteros y procesamientos de setiembre del 2007),estos mismos personajes endiosan a Cleto Cobos,y es el nuevo Héroe después de De Angelis,Biolcatti,y los etceteras que lo preceden, tampoco te dicen que los pueblos que dicen ellos defender la mayoría de los intendentes y gobernadores son propietarios de extensas hectáreas , que subarrendan a los grandes pools de siembra y que los impuestos que cobran son en caramelos y chupetines-Digamos que te cuentan las cosas si papel prensa, (Nacion y Clarín son socios por si no lo sabés) según su conveniencia, pero de ahí a que muchos imbéciles con neuronas marca "rapipago" se hagan eco de estos tipos que nos vienen sometiendo es ya mucho y espero que se entienda por que mi bronca en cuanta estupidez leo por ahi.-Incluso de los que creía que eran amigos o bien conocidos- Entiendan por que dan ganas de vomitarlos-

¿Por qué pelea “el campo”? (De eso no se habla)

Publicado el 28 de Mayo

Las retenciones suben, pero los impuestos no. Se cobran $ 1.000 pesos de alquiler por Ha. para soja, pero se pagan $ 20 o 30 al municipio, a la provincia y al fisco nacional.
Esta es una pelea por dinero, por plata. Por 2.000 millones de dólares.
Dinero “para el campo” o “para el Estado".
Nada más que dinero. De otra cosa no se habla.
Se revolean banderas argentinas, se habla de dignidad, de esfuerzo.
Pero se reclama dinero. Lucro, más lucro para los dueños del campo. Dinero.
¿Dinero para gastar o para invertir?
Si gana “el campo” ¿el dinero va a ir a inversión en mejoras, en reponer en fertilizantes los nutrientes que se sacan del suelo con cadakilo de soja?
¿A mejorar el suelo, las instalaciones productivas, la vivienda de los trabajadores rurales?
¿Contribuirán a iniciativas privadas para mejorar la vida rural?
¿A que el salario del trabajador rural supere los miserables $ 1.000 mensuales que actualmente cobran?
¿O a más 4 x 4 que rara vez se embarran? ¿A pisos en Córdoba, Rosario y Buenos Aires de US$ 2.000 el metro cuadrado?
¿A vacaciones en Punta del Este, Miami, Pinamar o Europa?
Y si gana el Estado, ¿adónde va a ir? ¿Al bolsillo de odiados “funcionarios” y “políticos"?

¿O a mantener un dólar a $ 3,20, que nos evite volver a la Argentina del “déme dos” y de la importación de paraguas de Taiwán?
¿O a terminar con la pobreza, a realizar las obras energéticas y de infraestructura que hace décadas que no se hacen?
Esa es la cuestión, pero de eso no se habla.
Se pide, se exige más plata para los sectores a los que mejor les ha ido en 6 años de recuperación económica.
“El campo” no pide seguridad en el campo, no pide detener la despoblación rural y la destrucción de las comunidades agrarias.
No pide mejor educación para un millón de chicos rurales sin escuelas, no pide capacitación de su propio personal, no pide investigación técnica, ni producción nacional de semillas, fertilizantes y agroquímicos.

Mucho menos piensa en aportes directos a la comunidad.
Presenta las retenciones y los impuestos — que generalmente no paga, o paga con mucho atraso — como exacciones, confiscaciones de un derecho absoluto al lucro que — por circunstancias externas y “globales” — le cae del cielo.

Pero no se habla de las trasnacionales que les chupan la sangre, cobrándoles — en dólares — el doble en urea y en semillas, el cuádruple en fertilizantes fosforados, el triple en glifosato.

Ni de los márgenes de los “pools” de siembra y de los exportadores que les cobran retenciones que no pagan.

Es más, parece que les gustara esa verdadera expoliación que le hacen los señores de la globalización.

Pero de eso no se habla.
Las retenciones suben, pero los impuestos no.

Porque los mismos gobernadores que buscan el apoyo del “campo” hace 10 años o más que — a pesar de crisis, inflaciones y valorización extraordinaria de la tierra — no actualizan las valuaciones fiscales.
Se cobran $ 1.000 pesos de alquiler por hectárea para soja, pero se pagan $ 20 o 30 al municipio, a la provincia y al fisco nacional.

Se cobran $ 200 o 300 para ganadería, y pagan $ 5 o 6. Cuando se pagan…

La mayor parte de los alquileres se contratan al 50%, cuando no directamente “en negro".

Estafan a la provincia por sellado y por ingresos brutos, a la Nación por ganancias y renta mínima presunta.

El “campo” inicia una cadena de evasión con una masa de dinero negro, que sigue negro para el que alquila, para el que compra la cosecha, para el que la exporta.

En Liniers, desde marzo se venden novillos con precios falsos, con hasta 1 peso por kilo en negro.

Todo el mundo lo sabe, “el campo” lo sabe, pero el monopolio informativo de La Nación y Clarín — socios en Papel Prensa y sus propietarios emparentados — no da la noticia, ni lo menciona.

Se publican precios indicativos del mercado con esos precios falsos.

Se “descubre” la noticia de que la carne les llega cara a los carniceros, sin mencionar que la pagan más cara que lo que se publica.

Porque de eso no se habla.

Tampoco se habla de que el dinero de las retenciones es el que permite comprar dólares — ya hay reservas por más de 50.000 millones y se ha pagado más deuda que nunca antes — para mantenerlo en $ 3,20 y evitar que caiga a $ 2,40, como les gustaría a los economistas liberales, o como el Real brasileño. Y que volvamos a empezar el ciclo de crisis.

Y, para final de este sainete, el broche: esa plata que reclaman no es para ellos.

Muchos de estos piqueteros “bien” alquilaron y cobraron sus alquileres hace un año, antes de esta cosecha cuyos precios defienden.
Otros compraron insumos a pagar en especie.
Salvo por los pocos que hayan pactado alquileres “a porcentaje", los míticos 2.000 millones se los van a quedar los arrendatarios, los pooles y los exportadores.

Sembrando el desaliento, con el apoyo de Clarín y La Nación, están rebajando el precio de los arrendamientos o los porcentajes de este año, justo en el momento en que tienen que pactar para la nueva cosecha.

Ahora que el trigo ofrece el mismo margen que el año pasado, se publica y se hace creer que nadie siembra por el desaliento que causan las medidas oficiales (es por la sequía) o no compra semilla — porque se usa semilla propia, como para la soja — o se reduce la fertilización, porque le cobran US$ 1.300 por tonelada de fertilizante

Con piquetes “buenos", de 4x4, reposera, mate y facturas, los que más tienen y más pueden, los que consideran el campo como fuente de prestigio social, siguen el juego de un monopolio comercial informativo — primero comercial, después informativo — que juega de “cuarto poder", intentando sacar gobiernos (como hicieron con Isabel) o ponerlos (como creen que hicieron con De la Rúa).

Que opera en el vacío de la “oposición” que no existe: el radicalismo canibalizado, Carrió fuera del ARI, López Murphy enredado en el fraude interno, Macri tapando baches y Lavagna solito y solo.

Siguen un juego sumamente peligroso: todo mal, todo corrupto, nada bien. Un juego donde nosotros ponemos el cuerpo.

Pero de eso no se habla.

Moisés Fontela

Los dueños de la tierra - 1-

El investigador de Flacso Eduardo Basualdo elaboró un informe que describe a ese sector económico de elite, nombre por nombre. Son los tradicionales dueños de la tierra. Los mismos que en la década pasada extendieron aún más sus propiedades sacando provecho de un modelo económico y una política agrícola que provocó la desaparición de más de 100 mil chacareros. Basualdo realizó su investigación centrándose en quienes poseen más de 20.000 hectáreas en la provincia de Buenos Aires. Son los cinco grupos económicos y 35 grupos agropecuarios que lograron ampliar sus dominios en el campo. Los primeros son Bunge & Born, Loma Negra (Amalia Lacroze de Fortabat), Bemberg, Werthein y el ingenio Ledesma (familia Blaquier). En total poseen 396.765 hectáreas en la provincia de Buenos Aires, lo que arroja un promedio de 79.353 hectáreas cada uno. La familia Bemberg, ex propietaria de Cervecería Quilmes, se declara propietaria de 60.000 hectáreas en la provincia de Buenos Aires, otras 73.000 en Neuquén y 10.000 en Misiones. La característica común de esos grupos económicos es que construyeron sus imperios a partir de las ganancias surgidas de las actividades rurales.

Los dueños de la tierra - 2 -

Los grupos agropecuarios están constituidos mayormente por familias de la aristocracia, que dieron origen a la Sociedad Rural. Son 35, que reúnen un total de 1.564.091 hectáreas, a razón de 44.688 hectáreas cada una en promedio. Figuran las familias Gómez Alzaga, con 60.000 hectáreas, Anchorena, con 40.000, Balcarce, Larreta, Avellaneda, Duhau, Pereyra Iraola, Ballester, Zuberbühler, Vernet Basualdo, Pueyrredón, Bullrich, Udaondo, Ayerza, Colombo, Magliaro y Lanz, entre otras. Basualdo ubica como causa central del predominio dentro del campo argentino de los grandes propietarios de más de 20.000 hectáreas la posibilidad de aprovechar economías de escala. Fueron los que introdujeron el modelo de agronegocios imperante. Desde mediados de los ’90, explica, “se consolidan modificaciones tecnológicas y en el proceso de trabajo que tienen un efecto desigual en los productores de distinto tamaño, porque potencia las denominadas economías de escala. Es decir, hacen más pronunciada la redu cción del costo por hectárea a medida que aumenta la superficie trabajada”. El investigador de Flacso sostiene que los pools de siembra imitaron el modelo que impusieron los grandes propietarios. Fueron éstos quienes lo consolidaron y perfeccionaron: “Primero con las privatizaciones, después con las semillas transgénicas y finalmente con la difusión de la siembra directa”, detalla. Además, los grandes propietarios tienen un acceso diferenciado a los servicios privatizados, como los trenes de carga, señala Basualdo.

Y si todo esto fuera poco, Ocultaron en el virreynato de la ciudad de Buenos Aires, en donde la "nueva Política" del niño bien de Mauricio Macri,cuya familia es socia de Siemens, le fué adjudicada a ésta última en forma directa la concesión de las foto multas-Eso no es corrupción y Clarín y La Nación,Lanata con su c´riticadigital,entre otros pasquines que andan dando vueltas por ahí se olvidaron de escribir alguna frase relacionada al tema-

Ocultaron el procesamiento de De la Rua y Cavallo-que además de cobrar coimas por 45 millones de dolares, en setiembre pasado, fueron embargados por 30 millones de dolares-Por el tema de megacanje,que permitió incrementar la deuda en forma voluntaria de la mano de Estados Unidos en 55 mil millones de dolares-Sin embargo no hubo cortes de ruta agraria por este tema-Total los cabecitas negras tenemos que pagarlas con nuestra salud,educación y la carga de impuestos-Esto es para todos los gilunes que creen ser dueños de la verdad revelada cuando defienden y descorchan champagne y endiosan al traidor de Cletito Cobos por que voto en contra de la pérfida Cristina-A ver si se dan cuenta que además de idiotas útiles son unos perversos que gozan ver como nos rompen el culo-

No hay comentarios.: