sábado, 5 de abril de 2008

Rescatan 50 niñas e la secta de la Iglesia Jesucristo de los Santos de los últimos días

Rescatan en Texas a más de 50 niñas de una secta
Tienen entre seis y 17 años y pertenecen a un grupo liderado por Warren Jeffs, condenado a 10 años de prisión por violación. Además de supuestos abusos, eran obligadas a tener tres maridos
Secta Texas, el centro
Las autoridades del estado de Texas retiraron a 52 niñas de una hacienda perteneciente a la secta polígama liderada por Warren Jeffs como parte de una investigación sobre abuso de menores.

Según informa el diario El País de España en su edición on line, de entre los menores, 18 de las nenas, cuyas edades oscilan entre los seis meses y 17 años, están en custodia de las autoridades, mientras que el resto están siendo ubicadas en casas de adopción.

Jeffs, líder de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días, fue sentenciado a diez años en noviembre, acusado de ser cómplice de violación.

El líder sectario fue condenado después de forzar a una adolescente de 14 años a casarse con su primo, consigna el artículo del diario español

El autoproclamado profeta está a la espera de otro juicio en Arizona, donde tiene cuatro acusaciones de incesto y conducta sexual con una menor a raíz de dos matrimonios arreglados.

Funcionarios del Servicio de Protección al Menor de Texas entraron en la extensa hacienda en el condado de Eldorado, unos 260 kilómetros al noroeste de San Antonio para rescatar a las chicas.

Después de retirar a las 52 menores y de entrevistar a mitad de ellas, una portavoz de bienestar anunció que ninguna regresó al lugar.

"Estamos lidiando con jovencitas que no están acostumbradas al mundo exterior, de manera que estamos tratando de ser sensibles con sus necesidades", dijo Marleigh Meisner.

Meisner informó además de que la investigación se inició después de que el Servicio de Protección al Menor recibiese una llamada de alguien que aseguraba que una adolescente de 16 años había sufrido abusos físicos.

Se cree que unas 150 personas viven en la hacienda, de 17.000 acres, que contiene un recinto central rodeado por un muro de 25 metros de altura.

La secta, de 10.000 miembros, se escindió de la principal iglesia mormona hace más de un siglo. Sus miembros creen que un hombre debe tener por lo menos tres esposas a fin de ascender al cielo.

Por su parte, a las mujeres se les enseña que el camino al cielo depende de la sumisión hacia el marido.

La poligamia es ilegal en los Estados Unidos, pero las autoridades supuestamente no quieren un enfrentamiento con la secta por temor a que degenere en una tragedia similar a la ocurrida en 1993 con la secta davidiana en Waco, Tejas, donde murieron 80 personas.
Fuente: Télam

No hay comentarios.: