jueves, 17 de abril de 2008

Argentina le quedan doce meses





El Gobierno contraleloj para definir fronteras

Dentro de 12 meses deben presentarse los datos en las Naciones Unidas.

Cristina de Kirchner tiene en sus manos asegurar la soberanía del país en más de 5 millones de kilómetros cuadrados del lecho marino. Sólo restan 12 meses para la presentación de los datos que fijarán los límites de la plataforma continental de la Argentina ante las Naciones Unidas y aún se deben completar estudios en altamar y procesarlos en gabinete. La tarea implica tocar el nervio de la disputa por las Malvinas; las islas están ubicadas en la extensa plataforma continental del país.

El próximo jueves zarpa de Mar del Plata el buque oceanográfico Puerto Deseado, luego de varias demoras por averías en el casco y en uno de los motores, con el propósito de recolectar valores finales del estudio. Para realizar las tareas técnicas que permitan al país cumplir con su compromiso internacional, en 1997 se creó la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA). Esta comisión interministerial está presidida por la Cancillería -la coordinadora general es Frida Armas Pfirter- e integrada por un representante del Ministerio de Economía y otro del Servicio de Hidrografía Naval, organismo que por resolución de Nilda Garré pasó a la órbita de la Secretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa. Tuvo que lidiar con magras partidas presupuestarias; el peor momento fue la crisis de 2001. Tras la asunción de Néstor Kirchner y la continuidad de su esposa, los números del Tesoro se engrosaron con retenciones a los hidrocarburos y al agro, pero el derrame a la COPLA fue con cuentagotas. Recibe partidas de refuerzo en dólares del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La agenda internacional fijó que cuando la plataforma continental de un Estado supera las 200 millas marinas de ancho, éste debe presentar el límite exterior de ese espacio marítimo a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental -órgano creado por la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982 (Convemar)- con el objetivo de dar certidumbre a ln geográfica de los derechos soberanosa extensió. El plazo vence en mayo de 2009.

• Extensión

La plataforma continental argentina tiene la particularidad de ser muy extensa. Hasta las 200 millas marinas abarca una superficie de aproximadamente 4.000.000 de km². Por las condiciones geomorfológicas de su margen continental, esa plataforma continental se extiende más allá de las 200 millas, llegaría a 350 millas marinas, agregando 1 millón de kilómetros cuadrados de superficie económica.

El trazado del límite exterior permitirá asegurar el ejercicio de derechos de soberanía sobrelos recursos naturales del lecho y el subsuelo, en un total de aproximadamente 5.000.000 de km². Estas consideraciones figuran en el último informe -agosto de 2007- preparado por la coordinadora general de COPLA, Armas Pfirter, al senador Marcelo Guinle, que fue presidente provisional del Senado durante los dos primeros años de Néstor Kirchner e interesado por el espacio económico marítimo que ganaría su provincia, Chubut. Y agrega: «Se han realizado importantes avances en la recopilación de datos sísmicos, barimétricos, gravimétricos y magnetométricos; se cuenta actualmente con más de 80% de la información de campo necesaria» para la conclusión de los trabajos.

Desde esa fecha no hubo investigación oceánica; el 20 por ciento restante de la información de base necesaria para elaborar la propuesta del límite marítimo exterior es misión de los investigadores y técnicos de hidrografía que viajan a bordo del Puerto Deseado. La Secretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa, de quien depende la nave, cruza los dedos para que nada suceda en la planta propulsora. El motor de babor había sufrido una avería que fue reparada por un taller de Mar del Plata ( Dársena SA), y en las pruebas de funcionamiento saltó una biela por defectos en el armado del movimiento. El percance terminó con reclamos en la Justicia y la empresa demandada hoy no es más que un galpón vacío.

La zona de operaciones de la campaña oceanográfica es el Atlántico sur y el relevamiento demandará más de dos meses. Luego esos datos son procesados por un grupo multidisciplinario de investigadores del Servicio de Hidrografía, más técnicos de geofísica de la Dirección Nacional del Antártico.

• Sin controversia

El buque navegará en proximidades de las aguas en disputa con Gran Bretaña, pero como se trata de investigaciones científicas amparadas en la agenda de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), el tránsito queda fuera de la controversia.

El Reino Unido aún no presentó su delimitación; el embajador británico John Hughes hizo una declaración pública a fines de 2007 a través del diario «La Nación». El diplomático de origen galés había confirmado que su gobierno no tomó ninguna decisión respecto de la presentación y que daría a conocer su posición antes de finalizar el plazo, en 2009. Y llamaba a continuar con el proceso de cooperación e información compartida.

16/04/08
AMBITO FINANCIERO-(nuestro mar)

No hay comentarios.: