jueves, 24 de abril de 2008

Incedios en el Delta-Dhualde-Gualtieri -Ruckauf-Pedro Pou-Roque Fernandez-La maffia de los 90


La fiscalía de Delitos Complejos de La Plata procesó ayer (30-11.2006)al presidente,al vicepresidente y dos directores titularesde la firma constructora VictorioAmérico Gualtieri S.A., por los delitosde “estafa especial por retención indebiday fraude a la administración pública”.La medida recayó sobre los hermanosVictorio Américo Gualtieri (52)-foto-, Salvador Gualtieri (59) y SaverioGualtieri (54), y un familiar de éstos,Hugo Barreña (58).Los fiscales Carlos Argüero yEstebanLombardo los indagaron por haberretenido en forma indebida la suma de11.243,82pesos que debían haberdepositado en concepto de impuestosa los Ingresos Brutos.En el auto de procesamiento, la fiscalíadio por acreditado que “entre diciembrede 2000 y febrero de 2001, los cuatrodirectivos de la empresa Victorio AmericoGualtieri S.A., ubicada en la ruta 2
km. 197 de la localidad de Dolores,retuvieron indebidamente diferentessumas de dinero en concepto deimpuestos a los Ingresos Brutos”.En la causa se probó que la maniobra secometió a través de “operaciones decosas muebles y pagos por prestaciónde servicios realizados a contribuyentes”.

Los fiscales concluyeron que existió “un claro perjuicio al erario provincial y a laDirección de Rentas”. La denuncia fue radicada por el subsecretario de Ingresos Públicos, Santiago Montoya.Ayer, los cuatro imputados se negaron a declarar. Y en un escrito presentado a través de su abogado defensor, se indicó que los acusados no pudieron hacer frente a los pagos debido a que la compañía Gualtieri, ganadora de suculentas licitaciones durante la gestión del gobernador Eduardo Duhalde, presentó quiebra en el 2001

SANTA FE y la catastrofe de inundaciones

Gualtieri enfrentó insultos de un particular quien le recriminó (lo que en su momento denunciamos), la oscura maniobra por la cual el empresario obtuvo una ampliación (en forma directa) de un 50 % para construir el tramo II de la defensa zona Oeste, luego de adjudicarse el tramo I por ofertar por debajo del presupuesto inicial. El empresario se defendió, su empresa no está en quiebra... “tuvo una recomposición de su pasivo en 2001” afirmó Américo “Duhaltieri”. Hoy se puede presentar para continuar la obra fallida porque la devaluación del senador Duhalde le licuó las deudas que mantenía con la banca estatal bonaerense.Américo Victorio Gualtieri, era apenas un constructor de poca monta dedicado a la realización de viviendas de bajo costo en la pequeña ciudad de Dolores provincia de Buenos AiresAntonio Arcuri, mano derecha, en los negocios, del ex presidente interino Eduardo Duhalde fue, en su momento, quien dirigió ese fondo que recibía la chorrera de 2 millones de dólares diarios de la Nación ( 60 mensuales, 720 anuales) y que poseía un régimen especial en el marco del cuál no estaba obligado al llamado de licitación para la realización de obras.

El mismo Antonio Arcuri acompañó a Duhalde en su visita a la ciudad luego de la catástrofe. Arcuri se reunió con funcionarios de Hacienda para “asesorar” acerca de cómo manejar el Fondo de Reconstrucción dada su experiencia en el tema.

Hoy Gualtieri es el segundo principal deudor del BAPRO y del Banco Municipal de la Plata. Ruckauf, en su paso como gobernador, otorgó millonarios créditos al “albañil” a pesar de encontrarse éste en una situación de Categoría 4 (Alto Riesgo de Insolvencia). Entre Octubre del 97 y diciembre de 1999, el Don recibió préstamos por U$S 20.770.667 del BAPRO sólo de la Casa Matriz de La Plata. Esta es la empresa a la que Reutemann – Mercier, bajo el “asesoramiento” del Senador Depetris – subsecretario de Obras Públicas en mayo de 1994 – favorecieron con una contratación directa para la construcción del tramo de la defensa del Salado, realizada, como veremos en próximos informes, en forma deficiente y con cuestionamientos técnicos realizados en su momento por funcionarios de las reparticiones correspondientes, lo cual no fue inconveniente al constructor de la ciudad de Dolores para alzarse con 25 millones de dólares y así acrecentar su patrimonio entre los que se cuenta un para nada modesto fragmento en Pinamar al que accedió en plena lucha de “coscas” entre Menem-Yabrán y Duhalde-Gualtieri que terminara con el asesinato de Cabezas y el posterior suicidio de uno de los hombres claves del “entente” menemista.

Cuando muchos hablan de “la mafia de Duhalde” pocos se animan a fundamentarlo. Expresamos aquí no sólo la forma en que operó en Obras Públicas el Jefe de Lomas de Zamora, sino también creemos queda claro quienes fueron parte de la “famiglia” en nuestra provincia y las consecuencia terribles de semejante perversidad que tuvo en las irregularidades administrativas, su correlato terrorífico del dolor infinito de miles de santafesinos.

Los incendios y el humo de las ultimas semanas en el Delta del Paraná

Diario crítica del 24 de abril de 2008-Edicion digital é impresa.

Lejos del circo mediático montado por el gobierno nacional en la localidad de Zárate, los pobladores de esa zona, unas 50 familias que viven de lo que cazan y pescan, combaten el fuego de frente y sin ayuda. Marchan hasta las llamas con barbijos y tractores y cavan zanjas en la tierra para detener el avance. Dicen que la única vez que vieron a alguien por acá fue el día en que Cristina Fernández sobrevoló la zona de Zárate. Por agua, en simultáneo, se adentró una patrulla de la Prefectura Naval. Se suponía que estaba haciendo un reconocimiento del lugar afectado para luego atacarlo, pero no. Los prefectos anclaron en un recodo del río y se echaron a dormir una siesta.

Pero los Cardozo, como sus vecinos los Cáceres o los Carnero, no son sólo víctimas del fuego. Su tierra es tierra caliente en varios sentidos. Las Lechiguanas es un espacio tropical, atravesado por canales y riachos menores.

De las 300 mil hectáreas que ocupa, entre el sur de Entre Ríos y el norte de Buenos Aires, 56 mil pertenecen a la empresa agropecuaria Deltagro S.A., propiedad del grupo Gualtieri. Los hermanos Salvador y Victorio Gualtieri llegaron en 1999. Compraron varios lotes fiscales al estado de Entre Ríos, otro tanto a través de remates y otra porción a pequeños chacareros. Luego comenzaron un plan expansivo de acopio que llega hasta estos días y que consiste en operar sobre los pobladores locales, haciéndolos firmar comodatos y cesiones de las parcelas que ocupan desde siempre. Consideran que ellos son los dueños de la tierra, donde proyectan una megaexplotación ganadera, y que sus campos están intrusados por esta gente que vive allí desde hace varias generaciones. Para ratificarlo, se encargaron de plantar bandera. En los últimos meses, a pocos metros de cada casa, empleados de la firma estacaron carteles con la leyenda definitiva: “Propiedad Privada Deltagro SA”.
Rosalía Quintana, isleña, madre de 16 hijos, tiene el humo a sus espaldas y los documentos de la polémica entre las manos. El 27 de febrero pasado atracó en su muelle una lancha con un policía y un abogado de Deltagro. “Me hicieron firmar esto, me dijeron que tenía que hacerlo para que no haya problemas con la tierra. Después descubrimos que era como darles todo lo nuestro a ellos. Pero imagínese que no podemos irnos de acá. Ni con el humo podemos irnos de acá”, explica Rosalía, 50 años.

Su marido se llama Oscar Cáceres: la pintura de un nacido y criado en la humedad del Delta.

–No sé qué pensar. Nosotros nunca prenderíamos fuego. Estaríamos locos.

–¿Quién lo encendió, entonces?

–No sé. ¿Querrán corrernos con fuego porque no nos pueden sacar de otra manera?

El abogado que bajó en este paraje aquella vez se llama Marcelo Sánchez. Es el operador de los Gualtieri en el área de islas. Y lo admite. “Es cierto todo, pero en este marco: Gualtieri es dueño de la tierra donde vive esa gente.”

–¿Quiere decir que compró con las familias adentro?

–Los títulos de dominio dicen que los campos se entregaban libre de ocupantes.

–Pero esa gente nació ahí.

–Tiene que demostrar que hace 20 años que están ahí. Si hay gente que vive en forma irregular yo los tengo que desalojar. Pero mientras tanto, los hago firmar un comodato y hasta les permito tener sus animales.

–Se dice que ustedes los quieren correr con fuego porque no pueden hacerlo de otra manera.

–Yo no puedo contestar a algo tan falaz.(Tengase en cuenta que los firmantes no saben leer ni menos firmar)

www.noticiasyprotagonistas.com también le dedicó un párrafo a los gualtieri

Dale que IVA

Gracias a una disposición de la última dictadura, una empresa fantasma (que, en realidad, eran varias) se benefició con exenciones impositivas que jamás rindió a la AFIP y le permitieron embolsar enormes sumas a costa del fisco. Una historia para picar con nueces y aceitunas, matizada por una Justicia que osciló entre la condena más firme y la connivencia con los delincuentes.

La historia empieza en 1979, en plena noche negra de la dictadura. Publicada en el Boletín Oficial del 26 de agosto, la Ley 22.021, en su Artículo 11, prevé que “los inversionistas en empresas comprendidas en los arts. 2 y 3 tendrán a su opción algunas de las siguientes franquicias: a) Diferimiento del pago de las sumas que deban abonar en concepto de impuesto a las ganancias, impuesto sobre los capitales, impuesto sobre el patrimonio neto e impuesto al valor agregado (IVA) o en su caso, de los que los sustituyan o complementen —incluidos sus anticipos—, correspondientes a ejercicios con vencimiento general posterior a la fecha de la inversión.

Las empresas aludidas en el Artículo 11 serían las que se radicaran en zonas consideradas marginales, en este caso, las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca, San Luis y Mendoza. El fin determinado por los regímenes de promoción era “incentivar el desarrollo económico social de las zonas escogidas por el legislador, beneficiando con franquicias y deducciones impositivas a aquellos que aportes sus inversiones al proceso productivo encarado en dichas regiones”.

Es entonces cuando, al amparo de esta legislación, inicia sus operaciones la firma VAG S.A.

Gualtieri, compadre

VAG son las iniciales de Victorio Américo Gualtieri, DNI 11.135.807, dolorense radicado en Buenos Aires y presidente de la firma que lleva su nombre. A Victorio Américo lo acompañaron en el emprendimiento sus hermanos Salvador Gualtieri, CIPF 12.260.844, italiano nacido en Catanzaro, vicepresidente de VAG S.A. y presidente de las firmas Agronuez S.A., Manantial Oeste S.A., Valle Oeste S.A., Alo S.A. y Gein S.A.; y Saverio Nicolás Gualtieri, argentino, DNI 10.397.017, director titular de la firma Victorio Américo Gualtieri S.A. A ellos se asoció Hugo Alberto Barreña, de la localidad de Castelli, DNI 5.217.287, director titular y apoderado de la firma VAG S.A. y director suplente de Agronuez, Manantial Oeste, Valle Oeste y Gein. Todas las empresas tenían su domicilio legal en Ruta 2, Km 197, concretamente en la localidad de Sevigné, domicilio ¿casualmente? de Salvador Gualtieri.

¿Qué tienen en común los hermanos Gualtieri y Barreña? Nada menos, haber sido procesados “prima facie” y con apabullantes pruebas en su contra aportadas por la AFIP (promotora de la demanda), por el delito de Obtención Fraudulenta de Beneficios Fiscales, así como haber sido embargado cada uno por la suma de 6 millones de pesos, de acuerdo con lo resuelto por el juez federal subrogante Augusto Octavio Sosa. El delito prevé pena de dos a ocho años de prisión (aunque la sentencia fue dictada sin prisión preventiva) para quienes, como Gualtieri y sus secuaces, hayan sido encontrados actores de responsabilidad dolosa por el manejo de la personalidad societaria y el poder de dirección sobre la personalidad de la empresa, así como por el conocimiento de la operatoria de ésta. www.tercermundonline.com.ar

Florencio Randazzo y Romina Picolotti dieron esta mañana una conferencia de prensa. (Foto NA) CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Algunos nombres conocidos sobrevuelan el escenario de los incendios. Uno sería el del ex presidente del Banco Central, Pedro Pou y el otro el de Américo Gualtieri, el empresario preferido de Eduardo Duhalde y el ex ministro de Economía, Roque Fernández.

Según publica el portal de noticias Infoalternativa, se menciona a los dos primeros como posibles propietarios de los campos incendiados. Y los rumores crecen.

En tanto, el portal de noticias Análisis Digital de Entre Ríos confirma que los investigadores del incendio de pastizales en la zona del Delta entrerriano apuntan contra el ex presidente del Banco Central, quien cuenta con 70.000 hectáreas en Entre Ríos, aunque por secreto de sumario la información no se difundió oficialmente. Además -según publica ese sitio- algunos investigadores habían apuntado también contra Roque Fernández, el ex ministro de Economía del gobierno de Carlos Menem, quien también cuenta con miles de hectáreas en esa provincia.

Los investigadores del incendio apuntarían contra el ex titular del Banco Central, Pedro Pou, quien tiene un extenso campo en la provincia de Entre Ríos, mientras esta mañana el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, acusaron a productores que, por “un afán desmedido de lucro”, provocaron este desastre ambiental que afecta hace días a la Ciudad de Buenos Aires, el Conurbano bonaerense y otras localidades de Entre Ríos y Santa Fe.
Desde la estancia “La Calera”, el ex presidente del Banco Central entre 1996 y 1998 se convirtió en uno de los grandes agropecuarios de la región mesopotámica, con cerca de 70 mil hectáreas
.
Trascendió que gran parte del humo que llegó arrastrado por el viento Norte al Área Metropolitano, podría haberse originado en las tierras de su propiedad, como consecuencia de una quema de pastizales indiscriminada, informó Infobae este jueves.
Además de Pou, algunos investigadores habían apuntado también contra Roque Fernández, el ex ministro de Economía del gobierno de Carlos Menem, quien también cuenta con miles de hectáreas en la misma provincia.
Sin embargo, el ex titular de Hacienda lo negó rotundamente en diálogo con Radio 10. “He estado muy atento al tema y en mi propiedad no hay ningún fuego”, aseveró-

Vale acreditar incluso que en el Chaco son los Gualtieri grandes compradors de tierras.Curiosamente la tala indiscriminada y los incendios corrieron a los pobladores de las zonas, aumentando la tragedia humanitaria en el Chaco.Permitiendo para ello el ingreso de EE.-UU. de tropas especiales con el pretexto de ayuda humanitaria- Usted saque sus propias conclusiones-

No hay comentarios.: