jueves, 17 de abril de 2008

Mantenían famlias con niños en una granja en situación de esclavitud


El fiscal Juan José Maraggi, encabezó, con personal de la DDI Zárate-Campana, a cargo del comisionado Alejandro Elorz, un allanamiento en un establecimiento rural de Exaltación de la Cruz donde se comprobó que había una gran cantidad de familias bolivianas esclavizadas y chicos trabajando en condiciones inhumanas. Del allanamiento también participaron los doctores Dario Cingolani y Marcos Kogan, del Ministerio de Trabajo provincial.

Según explicó Maraggi, en declaraciones a la prensa se detuvo al encargado de la estancia y que ahora comienza una investigación para determinar la responsabilidad de los dueños del establecimiento.

"Encontramos trabajando a menores de 4, 5, 6, 10 años, en siete naves (avícolas), donde cada familia tiene a su cargo una nave, en condiciones de insalubridad muy importantes", sostuvo el funcionario. Y agregó que "no sería el único lugar" donde se produciría esta situación.

Los investigadores llegaron hasta el lugar gracias a la denuncia de uno de los trabajadores que era explotado ahí, quien denunció además complicidad de parte del mismo cónsul de la colectividad boliviana zonal. "Nos decía que nos dejáramos de joder que no denunciáramos o no libamos a conseguir más trabajo", aseguró.

Oscar Taboada Ortuño, el denunciante, agregó que habría unos 200 bolivianos, entre adultos y menores, que estarían siendo explotados en unas 20 granjas avícolas ubicadas en nuestra zona de influencia. Ortuño denunció esta situación también a la Embajada Boliviana en Argentina.

Maraggi, encabezó el allanamiento que fue realizado en la granja "Nuestra Huella", ubicada en la zona rural del partido de Exaltación de la Cruz. Estuvo acompañado de "El trabajo es desde las 6 de la mañana a 21 horas, corrido, de lunes a lunes. No tenemos feriados ni domingos. Y si queremos salir le dejan electrificado toda la cerca. Inclusive a una de mis niñas le pateó la electricidad", relató Taboada Ortuño.

Ese boliviano, nacido en Potosí, aseguró que la granja avícola tiene el nombre de "Nuestra Huella", cuyo propietario sería el ciudadano Carlos Luaces-
En la foto uno de los niños explotados en las granjas-fuente www.laautenticadefensa.com.ar.Campana Buenos Aires

No hay comentarios.: