LA MALINCHE

sábado, 7 de agosto de 2010

San Cayetano

8/07/2010

san cayetano y el desempleo estructural

Leemos: Miles de fieles llegan a San Cayetano y el párroco habla de "desocupación estructural" "Aquí llegan muchos niños que no conocen a nadie de su entorno que haya trabajado", aseguró el sacerdote Gerardo Castellano. El templo se abrió a medianoche y la misa central, como es tradicional, será encabezada por el cardenal Bergoglio.

Ciertamente los problemas de empleo tienen en el país un núcleo duro de muy compleja reversión . Al respecto ya senalamos en Ramble, que La Presidenta afirmó que "en el segundo trimestre de 2010 el índice de desocupación ha sido del 7,9 por ciento, contra el 8,8 por ciento en el mismo trimestre del año anterior".

Una buena noticia que no debe hacer olvidar que persisten aún 1.280.000 desocupados abiertos y 1.500.000 subocupados . Se trata del 17% de la Población Económicamente Activa con problemas de empleo, de los cuales el 36% son jefes de hogar , un millon de jefes de los cuales dependen en promedio tres miembros.

Así las cosas, aún hoy 5,2 millones de ciudadanos están desocupados, subocupados o residen en hogares con jefes desocupados, o subocupados, el equivalente al 13% de la población total, es mucha gente...

Estamos frente a un problema complejo . Muchos compatriotas y sus familias que sufren problemas de empleabilidad severos , que para un diagnóstico certero y ensayo de soluciones , debe ser reconocido en su origen histórico.

Al respecto recordemos que a partir del segundo semestre del año 1994, el desempleo en argentina en promedio, pasa del 6% al 9% al 18,6% en octubre del año 1995 y el de jóvenes menores de 24 años duplica esas tasas, hasta alcanzar su pico por sobre el 50% de la Población Económicamente Activa juvenil , tras la crisis del neoliberalismo en el año 2001.

Esa tasa de desempleo tan empinada en jóvenes entre 15 y 24 años , recién en el año 2007 logra estabilizarce en torno al 20% pero ya no desciende sino en el margen.

Los efectos socioambientales de esta circunstancia son desoladores. Concretamente por tomar un ejemplo de destrucción de expectativas laborales y de ascenso e integración social sobre un tramo etario estratégico, jóvenes socialmente vulnerables que en el año 1994 tenían 18 años de edad y hoy tienen 35, fueron castigados con tasas de desempleo promedo del 35% y otro tanto de subempleo.

Recordemos entonces que , siete de cada diez jóvenes vulnerables que iniciaron su vida laboral en el apogeo neoliberal sufrieron severos problemas de empleo a lo largo del momento de su vida de mayor potencia y plenitud para insertarse en el mercado laboral en busca de realización personal y familiar y hoy aún persisten en esa circunstancia de empleo o subempleo, 3 de cada diez jóvenes menores de 24 años.

Un comentario al margen, no nos sorprendamos cuando muchos de ellos, tan maltratados socialmente y durante tanto tiempo (!!!) , hoy , por otros medios menos amables, intenta encontrar satisfacer sus carencias materiales y de todo tipo , entre otras cosas bellas que alegremente acontecen cuando un colectivo social, como sucedió en el país, se desintegra de manera , al menos, notable.

Correcto entonces el señalamiento de la Iglesia sobre la persistencia de "desocupación estructural", mejor aún conocerla como lo que es: Consecuencia del impacto de las políticas neoliberales en el país, cuyos efecto han sido parcialmente atenuados tras el inicio del ciclo de recuperación de empleo iniciado en mayo de 2003, cuando --reiteramos-- , en medio del festival de apertura económica y privatizaciones salvajes legitimadas por el "deme dos" , la tasa de desempleo abierto juvenil trepaba por sobre el 50% , con casi 30% de subocupación.

Una calamidad inimaginable pero real desplegada por el neoliberalismo, que ni San Cayentano pudo evitar . Frustración que tardará en hacerse tolerable para millones de argentinos, que sin condicionamientos, igual veneran al santo de los trabajadores y cuyos sentimientos no deben ser manipulados por la burocracia administrativa que habita los templos

No hay comentarios.: