miércoles, 4 de agosto de 2010

El día en que el Mercosur tuvo su código

La redacción del último artículo en discordia, el que rige los derechos de exportación, quedó zanjada luego de un encuentro entre Cristina Kirchner y Mujica. Lula calificó el avance como “histórico” y dijo que fue la mejor cumbre desde 1994

Por Nicolás Lantos Pagina12

Desde San Juan

El Mercosur dio uno de los pasos más importantes en sus casi dos décadas de existencia cuando ayer, durante la 39ª Cumbre de Jefes de Estado y tras seis años de duras negociaciones, logró firmarse finalmente el Código Aduanero Común, avanzando hacia la consolidación de la Unión Aduanera. Así, la presidenta argentina Cristina Fernández se dio el gusto grande de coronar su semestre a cargo de la presidencia pro témpore del bloque, ahora en manos del brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que calificó de “histórico” el avance en la integración regional alcanzado en San Juan. En su discurso de cierre, Cristina auguró que el Mercosur “será el gran protagonista de este siglo” y sostuvo que se está ante “una oportunidad única de profundizar la relación” entre los países de América del Sur. Por su parte, Lula destacó el “resultado espectacular” del encuentro.

El suspenso se mantuvo, casi, hasta último momento, por lo que tuvo que hacerse un breve cuarto intermedio durante el plenario de ayer por la mañana para que Cristina Fernández y su par uruguayo, José Mujica, definieran cara a cara la formulación del artículo de la discordia, aquel que versa sobre la potestad de cada miembro del bloque para definir sus derechos de exportación. Finalmente hubo acuerdo y, ya de regreso ante los presidentes y funcionarios de la reunión, con una sonrisa indisimulable, Cristina hizo el anunció más esperado en San Juan durante estos dos días.

“El presente Código Aduanero no trata sobre derechos de exportación y por lo tanto la legislación de los Estados parte será aplicable en su territorio aduanero preexistente a la sanción de este código, respetando los derechos de los Estados parte”, dice finalmente el párrafo en cuestión. Ahora sólo falta el visto bueno de los equipos legales y la aprobación de los cuatro Parlamentos para que el Código Aduanero Común del Mercosur comience a regir. Fuentes de Cancillería que intervinieron en la negociación descartaron que esta nueva norma afecte la política de retenciones al agro que sostiene el gobierno nacional, aunque le adelantaron a Página/12 que “es lógico que Argentina vaya en algún momento a un cambio en el sistema” tributario.

Tras la cumbre, Lula elogió el “resultado espectacular” del encuentro y “la excelencia del trabajo de la compañera Cristina” durante los seis meses en los que la Argentina ejerció la presidencia del bloque. El presidente brasileño, además, celebró que la cumbre de San Juan “fue la más importante y productiva” que tuvo el bloque “desde la de Ouro Preto”, en 1994, cuando se firmó el Protocolo que le dio estructura.

La presidenta argentina le devolvió pronto gentilezas: sostuvo que el ex sindicalista fue “uno de los hombres que más han impulsado” un “segundo nacimiento” del Mercosur. “Creo que fue en el impulso de dos presidentes, Lula da Silva y Kirchner, donde hubo un relanzamiento de esta relación frente a gobiernos anteriores, que miraban más a otras latitudes”, señaló. Además, destacó que la región está ante “una oportunidad única de profundizar esta relación” por la ausencia de “conflictos étnicos ni religiosos que dividen a otras partes del mundo”.

“Al contrario –indicó–, nuestros países son ejemplo de integración, de abrir los brazos a inmigrantes que vienen de otros países. No tenemos conflictos entre nosotros porque vienen inmigrantes de un país a otro, no sacamos leyes xenófobas ni vemos al vecino como un enemigo.” También habló de las ventajas que ofrecen “la riqueza de nuestros recursos naturales”, aunque advirtió sobre la necesidad de “agregar valor de origen para poder generar mejores y más puestos de trabajo” y que, así, “la gente pueda vivir mejor”.

Cristina también comparó la situación actual con la del siglo XIX, cuando “fue precisamente la unidad de América del Sur la que permitió el proceso de liberación colonial”, y sostuvo que hoy en día se está “atravesando un momento muy especial en la historia de nuestros pueblos y, por qué no, de la historia del mundo” y aseguró que “las economías emergentes explican el crecimiento de los últimos diez años de la economía mundial”. Más tarde, en una conferencia de prensa con medios locales a la que tuvo acceso este diario, reafirmó que “hay un nuevo tiempo en el mundo y es bueno aprovecharlo”.

“Todo esto –concluyó– va a permitir que América del Sur cumpla, en el siglo XXI, un papel más que importante en el concierto de la política internacional, donde ya se divisan nuevos actores, nuevos protagonistas, y un multilateralismo por el cual hemos venido bregando desde hace mucho.”

Por su parte, el canciller argentino Héctor Timerman apreció que la Cumbre de San Juan “ha marcado un antes y un después” en la historia del Mercosur. “Tenemos un régimen aduanero, la exención de aranceles, un mercado común libre con Egipto, la integración energética con grandes países del Mercosur, y el programa Focep por más de 700 millones de dólares, así que realmente estamos muy satisfechos”, detalló el ministro. También aseguró que se logró “un gran adelanto” en las negociaciones por un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, que es el próximo gran objetivo del bloque, junto a la creación del Parlamento regional, temas que se tratarán en diciembre en la Cumbre número 40, que se llevará a cabo en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú.

No hay comentarios.: