martes, 21 de agosto de 2007




21-8-2007 - (20:15) - Alejandro Rodriguez es padre de seis chicos, y en su momento denunció que a partir de su decisión de postularse como delegado gremial en la empresa Huin Oil, sub-contratista de la petrolera francesa Total Austral, comenzó a sufrir una serie de persecuciones que terminaron en su despido. Rodriguez señaló que durante el tiempo que trabajó para Huin Oil no tuvo “apercibimientos, suspensiones, ningún tipo de sanción escrita. Aunque, como siempre ocurre, después que ocurren estas cosas comienzan a circular mentiras y calumnias”, advirtió.

Dice que por la implementación de esta metodología, sus compañeros de trabajo sentían miedo a la hora de decidir postularse como delegados gremiales. En el mismo sentido relataba: “todos tenemos familia, yo tengo seis chicos y me han dejado en esta situación bastante complicada, sin siquiera liquidarme lo que corresponde por ley”.

El hecho ocurrió hace más de un año y Rodríguez incluso llegó a amenazar con arrojarse desde la antena de Radio Nacional para reclamar el pago de su indemnización (foto), que hasta el momento no se hizo efectiva porque el reclamo finalmente judicializado en sede Laboral.

Pero recientemente la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia tomó cartas en el asunto y se pronunció sobre la situación, indicando que el despido fue “discriminatorio”.

En esto se apoya el ex trabajador de la petrolera, para profundizar su reclamo con el inicio de una causa “en el fuero civil”

Ahora Rodríguez se siente fortalecido con este pronunciamiento y destaca que “puede sentar un importante precedente”, para evitar que “otros trabajadores sufran el daño que yo y mi familia sufrimos, en diferentes aspectos”, remató.

fuentebotellaalmar

No hay comentarios.: