LA MALINCHE

lunes, 28 de marzo de 2011

El Frente para la Victoria gana por 1158 votos en el recuento oficial


El Tribunal Electoral Provincial se negó a abrir todas las urnas y contar voto por voto, pero confirmó la nulidad de la mesa 174 de Puerto Madryn, donde se deberá realizar de nuevo la votación. Eliceche apelará en la Corte Suprema.

Carlos Eliceche, el candidato a gobernador del Frente para la Victoria de Chubut, recibió ayer, por tercera vez consecutiva, la negativa del Tribunal Electoral Provincial (TEP) a abrir todas las urnas y hacer un conteo voto a voto. Sin embargo, no son todas malas noticias para Eliceche. El mismo tribunal confirmó la nulidad de la mesa 174 de Puerto Madryn, en la que se deberá votar nuevamente.
Según el candidato kirchnerista, esa urna puede ser trascendental porque en esos sobres estarían las boletas que definirán el escrutinio de los polémicos comicios del domingo pasado. Además, el candidato kirchnerista aseguró que el escrutinio oficial realizado hasta ahora le otorga “un resultado de 1165 votos a favor”, aunque las planillas cifran la diferencia en 1158 sufragios. Además, Eliceche anunció que realizó una reserva legal para apelar los resultados de la elección ante la Corte Suprema de la Nación.
Ayer se había contado el 49% del padrón, correspondiente a las ciudades de Trelew, Rawson y Puerto Madryn.Todavía resta computar el 51% de los votos, lo que incluye a los sufragios de Comodoro Rivadavia.
El rechazo del TEP a la apertura de las urnas no hace mella en la intención de Eliceche en insistir con ese pedido. “No es capricho, hay antecedentes que incluso son de la provincia”, sostiene Eliceche, y hace referencia a las elecciones de 1983, cuando también hubo presentaciones judiciales y el TEP de aquel entonces decidió el recuento voto a voto que terminó por otorgarle el triunfo a Atilio Viglione, candidato de la Unión Cívica Radical.
El dato que alegró al candidato K y su gente fue la resolución del tribunal que anula la mesa 174 de Puerto Madryn. La alegría tiene dos costados. Por un lado, si se accede a votar todos los cargos en esa mesa, el FPV se esperanza en superar esos 30 votos que lo dejaron fuera del control del municipio. “Pero ahí también pueden estar los votos que nos otorguen el triunfo en la provincia”, reconoce Eliceche en diálogo con Tiempo Argentino.
Al que no le gustó nada la decisión del TEP es al representante legal del dasnevismo, que había impugnado la anulación de esa mesa y la posibilidad de una nueva votación no es de su agrado. Las irregularidades se están confirmando y no generan un buen escenario para una elección complementaria en esa ahora crucial mesa 174.
La frase del candidato kirchnerista sorprende. Es que reconoce que el PJ Modelo Chubut, que responde al actual gobernador Mario Das Neves, también recuperó algunos votos y por lo tanto la definición se vuelve más ajustada. Entonces, los 269 votos que contiene la mesa 174 se vuelven decisivos.
Resta ahora que el TEP resuelva si se votan todos los cargos, esto es gobernador y vice, intendente, diputados y concejales. También debe definir cuándo se realizará esa votación complementaria que, según dicen en la carpa kirchnerista, no debe superar los 30 días desde el momento de la resolución.
Más allá de lo que resuelva la Justicia Electoral de la provincia, Eliceche asegura que su candidatura supera por 1165 votos a la del candidato dasnevista, Martín Buzzi, tanto en Trelew, Rawson y Puerto Madryn. “Estos datos se confirmarán una vez que se haga el escrutinio definitivo en Esquel y, sobre todo, en Comodoro Rivadavia”, señala Eliceche.
El kirchnerista asegura que está tranquilo y visualiza dos posibles finales que lo favorecen. El final A: la confirmación de su triunfo que para Eliceche no merece más análisis que el sabe que su provincia acompaña, como lo hizo Catamarca, al modelo de país que representa la presidenta Cristina Fernández.
Si se diera el final B, el de su derrota, Eliceche considera que aun así hay datos positivos. “Si perdemos por pocos votos, es el final del modelo Chubut que representa Das Neves y sobre todo su sueño presidencial. Pero también hay que tener en cuenta que la mayoría de la legislatura será del FPV y los municipios más importantes estarán administrados por nosotros”, asegura el kirchnerista.
En la vereda de enfrente, la del PJ Modelo Chubut, la situación es más que tensa. Martín Buzzi, que el domingo pasado había sido proclamado ganador por Das Neves, sigue con preocupación el escrutinio. En la Legislatura chubutense cruza miradas y uno que otro comentario con su adversario Eliceche. Decididos a recuperar un poco de espacio en la disputa mediática, la fórmula dasnevista, Buzzi y César Mac Karthy, acusaron en una conferencia de prensa tanto al FPV como a los medios de difusión porteños de “instalar una idea de fraude que no es tal”.
No es nueva esa tesis, ya el día de los comicios los colaboradores más cercanos a Das Neves sostenían que el gobierno nacional “operaba” en contra de Buzzi a través de los medios de comunicación porteños que incluía a los medios del Grupo Clarín. Ayer, Buzzi insistió en ello: “Es una campaña fomentada por el Frente para la Victoria, que sabe que perdió y quiere embarrar la cancha”, y prometió “implementar el voto electrónico”, si es que asume como gobernador.
Mac Karthy, en tanto, culpó a la “inexperiencia de los presidentes de mesa y a los fiscales de los partidos”, por las irregularidades detectadas en la confección de las planillas y actas del escrutinio.
“Debemos admitirlo como autocrítica porque los partidos políticos tenemos que mejorar la calidad de nuestros fiscales y capacitarlos mejor”, dijo el candidato a la vicegobernación por el dasnevismo. Ambos abandonaron aquel argumento de los primeros días, cuando justificaban las irregularidades y decían que se trataban de “errores humanos aislados”.
El que no habla, el que está recluido y en silencio es Mario Das Neves, el primer derrotado sea cual fuese el resultado final.

No hay comentarios.: