LA MALINCHE

miércoles, 12 de mayo de 2010

Día de la enfermera Internacional


Quizá para muchos resulte extraño que justo hoy se festeje el Día de la Enfermería, pues la tradición marca que el 21 de noviembre en Argentina, todas las enfermeras y enfermeros son festejados.
Una enfermera o enfermero es un profesional de la salud al servicio de la comunidad. Está capacitado para prestar servicios en la prevención de las enfermedades, promoción, protección, y recuperación de la salud, así como en la rehabilitación ya sea individual, familiar y comunitaria. Es decir su capacitación es orientada en lo asistencial, administrativa, docente y de investigación.

Si hacemos historia y nos remontamos a los orígenes de la enseñanza, eran de carácter benéfico y empírico, de las necesidades propias que requerían de su presencia, guerras, plagas, y catástrofes, luego con el devenir del tiempo, esta disciplina profesional es impartida por universidades para cumplir sus funciones en los diferentes centros y hospitales, tanto Nacionales, Provinciales, Fuerzas Armadas, Clínicas, Servicios Públicos o Privados.
Sin embargo a nivel mundial la celebración es hoy y tal fecha está ligada con el aniversario de quien es considerada la madre de la enfermería moderna: Florence Nightingale.

Esta profesión es de vital importancia en la actividad médica, pues detrás de todo buen doctor siempre hay una gran enfermera o enfermero.

Actualmente ésta profesión ha logrado posicionarse a nivel universitario, otorgando a sus estudiantes el grado de licenciatura.

Esta noble profesión es un pilar importante en el mundo de la medicina

Florence Nightingale


Enfermera italiana, reformadora del sistema sanitario


"Que hay cinco puntos esenciales para asegurar la salubridad de las viviendas: el aire puro, agua pura, desagües eficaces, limpieza y luz "
Florence Nightingale


Nació el 12 de mayo de 1820 en Florencia, Italia, aunque se crió en Derbyshire, Inglaterra. Procedente de familia victoriana, creció en un ambiente con una educación muy estricta. En 1850 inició estudios de enfermería en el Instituto San Vicente de Paúl en Alejandría, Egipto, posteriormente estudió en el Instituto para Diáconas Protestantes de Kaiserswerth, Alemania. En 1853 fue dirigió el Hospital para Damas Inválidas de Londres. Durante la guerra de Crimea, supo de las deficientes condiciones sanitarias y la falta de medios en el gran hospital de barracones de Üsküdar (Turquía), por lo que envió una carta al secretario de la Guerra británico, ofreciendo sus servicios. El ministro propuso que asumiera la dirección de todas las tareas de enfermería en el frente. Viajó hacia Üsküdar con otras 38 enfermeras. Se crearon departamentos de enfermería en Üsküdar y en Balaklava, Crimea. Finalizada la contienda en 1860, fundó la Escuela y Hogar para Enfermeras Nightingale en el Hospital St. Thomas de Londres. La escuela marca el inicio de la formación profesional en el campo de la enfermería. Desde entonces, la enfermería fue considerada una profesión médica con un elevado grado de formación y responsabilidad. Fue innovadora en la recolección, tabulación, interpretación y presentación gráfica de las estadísticas descriptivas; mostró como la estadística proporciona un marco de organización para controlar y aprender, y puede llevar a mejoramientos en las prácticas quirúrgicas y médicas. También desarrolló una Fórmula Modelo de Estadística Hospitalaria para que los hospitales recolectaran y generaran datos y estadísticas consistentes. En 1907 se convirtió en la primera mujer en recibir la Orden del Mérito. Falleció en Londres el 13 de agosto de 1910. Entre sus escritos destaca Notas sobre enfermería: qué es y qué no es (1860), el primer libro de texto para enfermeras, que fue traducido a multitud de idiomas
Sin embargo en nuestro País no hay buenas noticias para las enfermeras, dado que existe un retroceso en la carrera de enfermería, y obedece a que la Asesora en Salud Graciela Ocaña del actual gobierno nacional,impulsa las tecnicaturas de enermería en desmedro de la profesionalizacion existente y de las licenticaturas o masters en enfermería.
La Tecnicatura en las actuales sircunstancias retroceden al trabajador sanitario en sus logros y leyes que tanto lucharon por mejorar.
Si nivel académico es notablemente menor entre un técnico y un profesional y/o un licenciado,sin dejar de mencionar que el salario también es menor.
Ante la urgencia de las carencias de personal en enfemrería a la Señora Ocaña no se le ocurrió mejor idea que precarizar la preparación de enfemeros/as,en Nuestro País.
Tema que abarca hoy en la actualidad de enfermería y de vastas publicaciones refereidas como asociasiones reclamando por mantener el status universitario y de investigación en las universidades.
Es un tema a atender por parte del Actual Ejecutivo Nacional y paralizar la precarización de la enfermería Nacional y buscar resortes que no flexibilicen sino que incluyan a los estudiantes en el ser PROFESIONAL y no en el TECNICO,categorizando esta formidable profesión y ofreciendo lasd facilidades para la recuperación de recurso humano en la enfemería.
En fin esperemos que reflexionen quienes impulsan las tecnicaturas que actualmente se dictan en colegios terciarios,y que se profesionalicen en las materias de investigación..

¿Qué nos trae el Plan Nacional de Desarrollo de la Enfermería?

En Tierra del fuego pasa lo mismo..
vernotacompleta

Compartimos con Uds. un artículo periodístico de San Juan.
Allí, como en Chubut, La Pampa y Neuquén, las Universidades Nacionales van a titular a Enfermeros Universitarios con la currícula de la Resolución 07/07 del Consejo Federal de Educación, esto es, las Universidades Nacionales van a formar Técnicos Superiores de Enfermería.
Desde el comienzo de estas "carreras", quienes se titulen como Enfermeros Universitarios, serán en realidad Técnicos Superiores de Enfermería, que por las incumbencias de su título habilitante, no podrán trabajar en cuidados críticos, o si lo hacen, estaran fuera de la ley.
Encima, desde San Juan, dicen que sólo abriran la carrera si desde Buenos Aires les envian fondos.
Esta situación asquerosa, fue elaborada trabajosamente por las ilustres colegas Ana María Heredia y Elena Perich.
No nos resignamos a ser simples testigos del bastardeo de la Enfermería Argentina.
Con palabras grandilocuentes, estan destruyendo la legislacíon de Enfermería Argentina, que fue base para otras leyes profesionales latinoamericanas.
Todo queda reducido a un negocio académico.
Los Tecnicos Superiores de Enfermería, son los Auxiliares del Siglo XXI.
Entran en extinción, los enfermeros profesionales y los verdaderos enfermeros universitarios.

vernotacompleta

No hay comentarios.: