domingo, 12 de octubre de 2008

Dinero para salvar Bancos pero no a los chicos pobres

Con una pequeña parte del dinero que el gobierno de EEUU destinó al salvataje de los bancos en la actual crisis financiera, se podría atender la situación de millones de niños que mueren por causas evitables. Según la organización no gubernamental Save The Children (Salven a los Niños), diez millones de niños menores de cinco años mueren al año en el mundo, principalmente por las altos índices de desnutrición que padecen los países más pobres, y también por enfermedades prevenibles. En el informe “Salvar vidas en tiempos de crisis”, se denuncia que el 90% de estas muertes son producidas por la malaria, el sarampión, el SIDA, la diarrea y la neumonía. Según la portavoz de la organización, María Jesús Mohedano, estas enfermedades son prevenibles con vacunas o material médico de bajo costo. “Tres euros cuesta el antibiótico para curar la neumonía y 50 céntimos de dólar el suero para combatir la diarrea”, declaró el investigador Pedro Alonso, de Save The Children.

No sólo las enfermedades afectan a millones de niños en el mundo. El analfabetismo, la pobreza y el trabajo infantil, someten a estos niños a condiciones de explotación, de las que difícilmente puedan salir si no se adoptan políticas públicas, por parte de los gobiernos locales y de las organizaciones internacionales, para atacar estas causas desde su raíz.

Alonso es crítico de la orientación con que laboratorios y organizaciones médicas privadas investigan y producen, pues para estas corporaciones es más rentable seguir fabricando medicamentos para la población de los países ricos, que investigar y elaborar las vacunas y sueros que podrían salvar millones de vidas en los países pobres, aún a costos muy económicos.

Irina Santesteban=boletin argentino.

No hay comentarios.: