El diario Canalla

El diario Canalla
Escritos y difundidos por otros canallas

jueves, 7 de abril de 2011

Para Clarín ya no es noticia la aparición de un nuevo nieto


Hasta septiembre del 2010 los nietos recuperados por parte de las Abuelas de Plaza de Mayo eran noticia para el medio comandado por Héctor Magnetto. Es cierto también que con la explosión de la Causa Noble fueron perdiendo espacio en sus publicaciones. Este proceso derivó en que la historia de la nieta recuperada número 103 no tenga ningún lugar de importancia en las páginas de la edición impresa.

Quizás el método por el cual se confirmó que María era hija de desaparecidos fue lo que determinó definitivamente que Clarín se negara a hacerse eco de esta noticia. Como sostuvo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, en este caso el juez Martín Bailaque ordenó una extracción de sangre obligatoria. Un punto muy similar con los hijos adoptivos de la dueña de Clarín, Marcela y Felipe, cuyos abogados frenan la realización de una prueba genética que confirme si fueron apropiados o no durante la última dictadura militar.

"Como otros chicos, María se negaba, no quería saber, tenía miedo. Todo lo que es desconocido produce rechazo", advirtió Carlotto. "El nieto 102 también se negó y ahora es un chico feliz que transita por la casa de las Abuelas como si fuera su casa", completó la titular de Abuelas. A su vez aseguró que a diferencia del Caso Noble, María "aceptó sin ningún reparo la extracción de sangre obligatoria".

La historia sin fin

Ayer los abogados de los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera presentaron un recurso de apelación contra el fallo de la Cámara Federal de San Martín, que ratificó la extracción compulsiva de sangre de ambos para cotejarlas con los patrones registrados en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG).

Este pedido de apelación tiene por objetivo llegar hasta la Cámara Nacional de Casación Penal, y después de esa instancia aún queda la de la Corte Suprema de Justicia. Por ende aún queda un largo trecho hasta que no haya ningún recurso que pueda interceder en la orden de proceder a realizar una extracción compulsiva de sangre.

Lo que los hermanos Noble se niegan a hacer de forma voluntaria no es mas que entregar una gota de su sangre u otro flujo corporal (saliva, cabellos, células epiteliales) para compararlo con perfiles genéticos de familiares de desaparecidosnota completa

No hay comentarios.: