domingo, 10 de abril de 2011

El misterio del petróleo en Malvinas

Un cable filtrado por Wikileaks al que tuvo acceso Página/12 da cuenta de las diferentes interpretaciones de dos petroleras: Desire y Exxon.
Por Santiago O’Donnell

Para la embajada estadounidense en Londres, las Malvinas no existen, al menos no con ese nombre. En un cable filtrado por Wikileaks al que tuvo acceso Página/12, el término usado para referirse a las islas del Atlántico Sur es “Falklands” y el nombre que se le da al gobierno de Gran Bretaña es “gobierno de Su Majestad”. El cable confidencial de febrero del año pasado da cuenta de la “tensión” causada por la llegada a las islas de una plataforma de perforación petrolera submarina y el anuncio argentino de que los buques requerirán permisos de navegación antes de partir de Argentina o por medio de aguas argentinas para llegar a las Malvinas.

A diferencia de los cables originados en Buenos Aires, que se refieren a las islas como “Malvinas/Falklands”, en los cables londinenses desaparece la denominación Argentina, como si la soberanía reclamada por el país ocupante no estuviera en disputa. En cambio, la referencia al “gobierno de Su Majestad” (HMG) aparece tanto en los cables londinenses como en los originados en la Argentina.

El cable sobre las perforaciones dice que la petrolera británica Desire, la que las llevó adelante, asegura que las Malvinas están llenas de petróleo. Pero el cable agrega que otra importante empresa petrolera, Exxon-Mobile, no cree que haya suficiente petróleo en las islas como para obtener una ganancia.

“(Desire) estima un potencial de petróleo recuperable de 3500 millones de barriles de petróleo, con reservas de gas de más de 250 millones de metros cúbicos en reservas de gas. (Nota: El director internacional de Exxon/Mobil Brad Corson nos dijo que no cree que haya suficiente petróleo en la plataforma continental de las islas Falklands, como para arrojar una ganancia, citando las anteriores exploraciones petroleras de Shell que fueron abandonadas. Fin de nota.)”

El despacho está firmado por el embajador Lou Susman, ex director de Citigroup y uno de los principales recaudadores de las campañas del presidente Barack Obama. Explica los pasos necesarios, tanto en las Malvinas como en el Reino Unido, para obtener una licencia petrolera para el mar que rodea a las islas, y describe brevemente a las empresas que las obtuvieron. Afirma que según Desire las perforaciones se van a hacer en “aguas firmemente británicas”, y por lo tanto acorde con el derecho internacional, algo que la Argentina disputa.

“Desire dijo que la plataforma está firmemente en aguas británicas y que las protestas argentinas no alterarán sus actividades.”

nota completa

No hay comentarios.: