El diario Canalla

El diario Canalla
Escritos y difundidos por otros canallas

jueves, 3 de enero de 2008

Pilar Bauzá y Mercedes García liberadas


Una semana después de haber sido secuestradas a punta de pistola mientras se dirigían a un centro nutricional de Médicos Sin Fronteras próximo a Bosasso, al nordeste de Somalia, la enfermera argentina Pilar Bauzá y la médica española Mercedes García fueron liberadas por sus captores. Quizás, como reflejo de la situación del país, dividido en guerras tribales alimentadas desde el exterior, la operación fue exitosamente silenciosa en lo que se refiere a la protección y seguridad de las dos rehenes, pero dramáticamente hermética en su aspecto informativo público. Ambas mujeres fueron entregadas “en buenas condiciones de salud”, según informó la Cancillería argentina, alrededor de las cuatro y media de la tarde somalí (11.30 de Argentina) y fueron alojadas en un hotel céntrico de Bosasso, donde permanecerán alojadas hasta que hoy, en un horario todavía no previsto y mucho menos difundido, puedan ser trasladadas fuera de Somalia. “No se hizo a tiempo para que alcanzaran el transporte que solamente puede despegar hasta las cinco de la tarde –señaló a Página/12 una fuente de Cancillería–. Y hasta que no salgan de la zona hay un estricto pacto de silencio internacional por su seguridad.” Tanto el canciller argentino, Jorge Taiana, como su par español, Miguel Angel Moratinos, negaron el pago de rescate alguno. Hernán Bauzá, hermano mayor de Pilar, dijo a este diario: “Hablamos con ella, estaba muy cansada pero bien de salud. No sabemos cuál será la ruta, si la traen directo o si va a España. Hablamos con ella apenas unos segundos”.

El tono dramático del operativo de liberación estaba dado más allá de la situación de crisis que significa el secuestro en territorio extranjero y en medio de un tiroteo: la negociación con los captores estaba encabezada por el gobierno de un territorio autodenominado Puntlandia, autoconsiderado independiente, dentro de las fronteras de la propia Somalia, con un presidente autoconstituido como tal y sostenido por las cabezas de los subclanes del clan Darood, entre ellas, el subclán Warsangali, diez de cuyos miembros, al parecer, fueron los responsables del ataque y secuestro de las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras, el miércoles 26 de diciembre pasado, a las 7 de la calurosa mañana somalí.

No hay comentarios.: