LA MALINCHE

martes, 29 de enero de 2008

5 definiciones para conseguir un pequeño Quino ilustrado

A los 75 años, el humorista Joaquín Salvador Lavado (Quino), acaba de pubicar La aventura de comer, un libro de humor gastronómico ¿Humor gastronómico? Veamos.

En casi todas las entrevistas que dió por el lanzamiento repitió cosas como esta: "Este libro no habla sobre el arte culinario, no es livianito, se trata de un texto con trasfondo político social, como todo lo que yo hago".

De una de las entrevistas, publicada en la revista Noticias y que se puede leer aquí, extraje cinco respuestas que dan una idea interesante de cómo compone Quino sus personajes.

Las relaciones de poder y el hambre

(...)Existe un dibujo en este libro que viene muy bien para lo que quiero decir, hay una manifestación de gente con carteles que dicen: “Tenemos hambre”, y la policía está desplegada como para una posible represión. Uno de los policías, en lugar de tener uno de esos bastones largos, cuenta con un salamín y se lo está comiendo, es decir, que también tiene hambre.

Sus personajes parecen cobrar vida propia

Eso es porque hace unos años leí en un reportaje al director Frank Cappra que decía que cuando él dirigía, no mandaba a la masa de extras con el megáfono, sino que tomaba extra por extra y le explicaba qué hacer. Por ejemplo, Cappra le decía a una señora: “Bueno, pase en segundo plano, pero resulta que su marido está enfermo y usted se encuentra preocupada y va a la farmacia para conseguir un medicamento”, y a otro extra le contaba otra historia. Y eso me impresionó mucho y he tratado de cumplirlo en mis dibujos.

Cuando los lectores se enojan

Hice un dibujo de cuatro cuadros en el que un señor que llega al cielo pregunta si está Dios y el ángel de la puerta le responde: “¿Cuál de ellos?”, y el hombre se indigna muchísimo. Como es un fanático, dice: “¿Cómo qué Dios? ¡El único y verdadero!”, y el ángel mira hacia adentro y agrega: “¿Para fanáticos hay alguno de guardia?”. Por esa página, tanto en España como en la Argentina he recibido cartas de gente muy indignada
.

La viñeta de Fidel

(...) cuando viajé a Cuba les pregunté a los colegas cubanos cómo no había caricaturas de Fidel en ningún lado. Me dijeron que nadie sabía por qué, pero estaba en el ambiente que no se podían hacer. El día que Fidel llevó a cabo una recepción para el Festival de Cine –al que yo había sido invitado–, cuando lo vi se lo pregunté, y golpeándome con el dedo en el pecho, me dijo: “Tú hazme todas las caricaturas que quieras, pero no me hagas contrarrevolución porque sino tendré que ponerte preso”. Yo me pregunto: ¿qué es contrarrevolución? Creo que por eso nadie se anima.

La Biblia y la capacidad de síntesis

De la Biblia he sacado muchas cosas, pero jamás la he leído toda. La utilizo para sacar argumentos, hay cosas que me divierten mucho. Es graciosa para aprender a sintetizar: el mundo se crea en una semana; Noé se baja del Arca, planta una viña y se emborracha, todo eso en tres líneas.

¿Recuerdas alguna viñeta de Mafalda en particular o de algún otro personaje de Quino que te llame la atención?


(20minutos.es)

No hay comentarios.: