LA MALINCHE

domingo, 21 de noviembre de 2010

Dia de la soberanía Nacional



“Estamos cubriendo una deuda histórica de los argentinos”

La Presidenta inauguró un monumento en honor a la batalla y a los soldados que participaron en la defensa del interés nacional y aseguró que "hoy estamos recordando una epopeya como fue la Vuelta de Obligado", en el marco de la conmemoración del Día de la Soberanía Nacional.

"En este lugar, estas cadenas recuerdan a las cadenas que cruzaron las cadenas en el río para que la flota anglo-francesa no pudiera pasar. Corrían tiempos en los cuales como en tantos otros tiempos potencias extranjeras pedían dividir de nuestro país y apoderarse de nuestros recursos", dijo la primera mandataria, quien recibió un prendedor, representativo de la Orden de la Soberanía Nacional, que fue entregado por el historiador Pacho O`Donnell.

Y siguió: "En realidad venían en nombre del libre comercio y pretendían transformar nuestro rio Paraná en un río internacional y no en lo que es y siempre será: en un río de la nacion argentina".

En ese orden, agregó: "Querían también separar a las provincias de Entre Rios y de Misiones para conformar la república de la Mesopotamia. Y nosotros íbamos a ser menos, más chicos. Pero en esos buques no venían solamente ciudadanos ingleses o frances. Venían identificados comunitarios, en las mismas naves que iban a invadir su tierra, su patria", sotuvo.

"Pese a que eran muy superiores en tecnología, se enfrentaron con militares y pueblos unidos en un solo fusil, en un solo cañón. También quiero hacer mención y homenajear a mujeres, que pelearon por la patria", aseguró ante miles de personas en un clima de fiesta popular.

"Quiero rendir homenaje y reconocimiento a esos hombres y mujeres", agregó. Y se preguntó: "Por qué la escuela nos ha enseñado cada una de las batallas y campañas en donde nos permitieron liberarnos de España. Sin embargo, se ocultó la lucha que hubo contra otros colonialismos como aún existen en las islas Malvinas".

En ese sentido, dijo: "El mejor homenaje que podemos hacer a estos hombres y mujeres de aquella gesta maravillosa es entender la necesidad de la unidad nacional, como un instrumento para lograr la construcción de una gran nación".

"Este momento es para todos los argentinos. Quiero saludar a los mas de 40 millones de compatriotas y convocarlos a nuevas gestas. Será necesario despojar nuestras cabezas de las cadenas. Muchas veces nos hacen ver las cosas con el cristal de los intereses de otros", cerró.

A pedido del historiador José María Rosa, y por medio de la Ley Nº 20.770, se ha instaurado el 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional, en conmemoración de la batalla de Vuelta de Obligado.

En 1845, el contexto político interno marcado por profundas divisiones fomentó un nuevo intento de colonización de Francia e Inglaterra sobre nuestro país. Juan Manuel de Rosas estaba a cargo de la gobernación de Buenos Aires y de las Relaciones Exteriores de la Confederación, y, con San Martín apoyándolo desde el exilio y el país buscando mantener la libertad y la independencia, la resistencia fue la salida buscada por todos.

Los invasores contaban con 11 buques de combate, detrás de los cuales venían 90 navíos mercantes con mercaderías. Frente a esta agresión Rosas decidió defender la soberanía e impedir el paso de buques extranjeros, para lo cual nombró al general Lucio Norberto Mansilla a cargo de la resistencia. Así, para obstaculizar el paso en la llamada Vuelta de Obligado, cerca de San Pedro, donde el río tiene 700 metros de ancho y hace un recodo que dificulta la navegación, la defensa argentina se colocó en la ribera, con un total de 2.160 combatientes.

En la mañana del 20 de noviembre, los barcos extranjeros intentaron avanzar, pero la heroica resistencia criolla buscó detenerlos. Luego de una larga jornada de lucha, que terminó a las 8 de la noche, los criollos sobrevivientes se replegaron. Si bien ha sido una derrota, su carácter heroico despierta el apoyo de toda la comunidad internacional, Frente a este hecho el General San Martín le escribió a su amigo y confidente Tomas Guido: “Ya sabía la acción de Obligado; ¡Que inequidad! De todos modos los interventores habrán visto por esta muestra que los argentinos no son empanadas que se comen sin más trabajo que abrir la boca. A un tal proceder no nos queda otro partido que el de no mirar el porvenir y cumplir con el deber de hombres libres sea cual fuere la suerte que nos depare el destino, que en intima convicción no sería un momento dudosa en nuestro favor si todos los argentinos se persuadiesen del deshonor que recaerá en nuestra patria si las naciones europeas triunfan en esta contienda que en mi opinión es de tanta trascendencia como la de nuestra emancipación de la España”.

La firmeza con que la Confederación argentina defendió la soberanía disuadió a los invasores de nuevos intentos y los obligó a la negociación. El notable espíritu de resistencia manifestado en Vuelta de Obligado terminó de ratificar nuestra condición de nación libre e independiente, por cuanto aun quienes no simpatizaban con Rosas cayeron en la cuenta de que dejarse conquistar por fuerzas extranjeras no era una salida, y que el pueblo no iba a dejar que ello ocurriera.

El propósito de establecer el Día de la Soberanía Nacional es contribuir a fortalecer el espíritu nacional de los argentinos, y recordar que la Patria se hizo con coraje y heroísmo.

Fuente: Argentina.ar

No hay comentarios.: