El diario Canalla

El diario Canalla
Escritos y difundidos por otros canallas

lunes, 21 de junio de 2010

Y ayer nomás el día de la Bandera se notó en Rosario

alsurinforma
Encabezado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, y el intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, los actos centrales por el Día de la Bandera se llevaron a cabo en el histórico Monumento Nacional a la Bandera ante una multitud.

La bandera más larga del mundo que confeccionan mujeres voluntarias rosarinas y que ya alcanza los 18 kilómetros de extensión, junto a miles de enseñas de menores dimensiones, dieron un marco espectacular a los festejos organizados por la Intendencia de Rosario en donde en el marco del bicentenario de la patria contó con la presencia de la Presidenta.

Emoción, colorido, festejo, alegría en un día en donde hasta el clima se unió en complicidad con la multitud que se dio cita en el lugar a orillas del río Paraná para hacer de la conmemoración de la Enseña Nacional una fiesta inolvidable.

El festejo en donde nadie dejó de participar y que por el espacio de varias horas, emocionó y alegró a la Presidenta, quien no paró de firmar banderas, tomarse fotos y saludar, observó emoción cuando al comenzar, niños y jóvenes de un barrio humilde de Rosario, el barrio Ludueña, ubicado en la zona noroeste, interpretaron la canción a la Bandera.

Tras ser declarada huésped de honor, la Jefa de Estado hizo entrega de notebooks a estudiantes de distintos colegios quienes desfilaron por el palco oficial instalado en el Monumento Nacional a la bandera para recibir una herramienta de apoyo tecnológico que el ministerio de educación distribuye en todas las escuelas del país.

Un momento especial se vivió cuando integrantes de la escuela de paracaidismo local hicieron flamear los colores celestes y blancos en el cielo para aterrizar frente al palco de autoridades.

Igual colorido y espectáculo fue el brindado por el aeroclub de Rosario, cuando al sobrevolar el imponente Monumento Nacional, un total de seis aviones, en vuelo rasante lanzaron papel picado de colores celeste y blanco.

Los actos centrales culminaron con un desfile cívico y militar en el que participaron, desde las unidades militares, de la fuerza aérea y de la prefectura, pasando por distintos efectivos de la policía, agrupaciones de veteranos de guerra de Malvinas, hasta la bandera más grande del mundo, portada por miembros de la comunidad rosarina.

Ese fue el primer momento elegido por la Jefa de Estado para descender del palco oficial y junto al gobernador Binner, el intendente Lifschitz y autoridades del gabinete nacional, saludar y besar el paño de la bandera portada por más de 10 mil ciudadanos, entre trabajadores, estudiantes, organizaciones sociales, miembros de distintas colectividades y residentes aborígenes, entre otros.

Con el transcurrir de las horas, todo comenzó a las 11.00 y finalizó a las 15.00, la multitud fue ganando espacio y en total orden algunos pudieron acercarle a Cristina, cartas y banderas para que estampara su firma como recuerdo.

En tanto el personaje de la ciudad, conocido como, Panchito Chevez, invitado por la Presidenta, logró en su silla de ruedas-Panchito es discapacitado, no tiene sus miembros inferiores ni superiores-ocupar un espacio privilegiado en el palco y sentarse a la izquierda a la mandataria nacional.

Otra fue, Julieta, una estudiante de la localidad de Andino, ubicada a poco kilómetros de Rosario, logró desde una de las vallas, llamar la atención de la Presidenta, quien pidió que se acercara y subiera al palco.

“Quería conocerla, vine con mis padres y lo logré”, comentó a Télam, Julieta de 13 años tras haber logrado saludar y fotografiarse con la Jefa de Estado.

“Es muy cariñosa, me preguntó por mi nombre y me dijo que ése era uno de los nombres que le hubiese gustado ponerle a su hija-por Florencia-”, añadió la joven con la emoción de haber logrado su objetivo.

Contó que además, “le preguntó si estudiaba y que ella le contestó que si y que quería estudiar primero economía y luego abogada para llegar a ser como ella, porque pienso que nuestra Presidenta es un ejemplo a seguir”, consideró la muchacha.

Tras los actos oficiales y el regreso de la Jefa de Estado pasadas las 15.30, el espectáculo continúa en el Parque de la Bandera rosarino, en donde hasta la noche están programadas diversas actividades, culturales, artísticas, musicales y recreativas

No hay comentarios.: