El diario Canalla

El diario Canalla
Escritos y difundidos por otros canallas

lunes, 1 de septiembre de 2008

Actividades del Canciller Taiana en torno a la ofensiva Británica


Por Fernando Cibeira

El gobierno argentino tiene casi terminado el informe que presentará ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas, en el que reivindicará sus derechos sobre el área que rodea las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur por ser parte del territorio nacional e incluirá también el Sector Antártico Argentino. Además, en la Cancillería adelantaron que objetarán cualquier presentación que realice Gran Bretaña reclamando derechos alrededor de las Malvinas, una amenaza que el Foreign Office ya ha dejado trascender a través de la prensa pero que aún no concretó. Dado el nivel de controversia que quedará planteado, con dos estados reclamando derechos sobre la misma extensión marina, en el Palacio San Martín imaginan que la ONU dejará todo como está.

La fecha tope es mayo de 2009. Hasta ese momento los países tienen la posibilidad de presentar ante la Comisión de Límites, un órgano que depende de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, un trabajo que justifique a través de datos geológicos por qué consideran que su plataforma continental se extiende de manera natural más allá de las reglamentarias 200 millas marinas. Vale recordar que en la plataforma continental el país ribereño establece una zona económica exclusiva en la que puede ejercer libremente su soberanía y disponer de sus recursos.

A fines del año pasado, a través de una nota en el diario The Guardian, funcionarios del gobierno británico adelantaron que evaluaban presentarse ante esta comisión de las Naciones Unidas para reclamar una mayor plataforma continental en cinco zonas del mundo. Una de ellas era alrededor de las Islas Malvinas, con una pretensión tal que significaría avanzar abiertamente sobre aguas territoriales argentinas. Se hablaba de llevar la plataforma desde las 200 hasta las 350 millas, casi el doble. También plantearían una cuestión similar sobre más de 1 millón de kilómetros cuadrados de la Antártida.

La semana pasada, otro artículo, este caso en The Times, explicó que la presentación que el gobierno británico ya hizo en la comisión por la plataforma continental de la isla de Ascensión debía tomarse como un antecedente de lo que se haría con Malvinas. Ascensión es otra pequeña posesión británica en el Atlántico que tuvo su cuarto de hora durante el conflicto bélico de 1982, cuando funcionó como centro de abastecimiento para la flota inglesa. A diferencia de lo que ocurre en Malvinas, nadie prevé encontrar ninguna riqueza en el lecho marítimo de Ascensión, por eso se la considera un globo de ensayo para ir preparando el camino a lo que se viene. Porque lo que está en juego, más que nunca en este conflicto, son intereses económicos.

nota completa
Sería interesante que acompañaran todos los cancilleres latinos al rechazo y la actividad de cancilleria Argentina sobre las pretensiones británicas en el cono sur-

No hay comentarios.: