domingo, 3 de enero de 2016

Los Jueces de Macri se preparan a vestir tùnicas de Murcièlagos

Era una especie de Magistrado Anfibio,un Murcièlago el Orden judicial,tenìa a la vez caracteres de rata y de Pàjaro, de Juez y de Soldado."(Victor Hugo,Nuestra Señora de Parìs)..(1)

No se me ocurre mejor manera de comenzar èste post,el primero del 2016 con una nota de pàgina 12,medio que se encuentra amenazado ,rodeado por buitres listos a quedarse con todo..hackeado.."
Podemos decir que estamos ante un escenario donde quienes ganaron la guerra( y,no elecciones democràticas,) aplican las reglas del  Emperador vencedor,es decir sin reglas)
Como todos generales regresan a pelear las mismas guerras,  otra cosa no se puede esperar de un general sea èste periodista,empresario, o gerente sindical,al fin y al cabo son seres humanos con deseos y pasiones iguales,Poder, dinero arrogancia..Ya Napoleòn nos daba lecciones desde su historia, Odiaba a la realeza con el mismo ìmpetu que al populacho, al que llamaba "La Canalla" que lo llevò a bombardear en las propias calles de Parìs..  asì las cosas la guerra de los murcièlagos se llevò la Paz Social, la democracia, y sobresalen los Lìmites de la Humanidad, èse sabor de cerebro de Magistrado que habitan en nosotros,que todos juzgamos, que mal informamos,ese aliento incansable del grito de la jungla nos sobrevuela junto a buitres y murcièlagos, con cuervos pregoneros , èstos pàjaros amigo mìo, no poseen conciencia, sòlo son èso pàjaron carroññeros, nosotros..?La Humanidad me Pregunta..??Somos sòlo eso, voces..(Quepretenden ser rugidos...
A continuaciòn la nota que nos pinta de cuerpo entero ya no a los argentinos,sino a una Humanidad que se empeña en no evolucionar

Apunten a la cabeza

El presidente consiguió que el juez Casanello lo sobreseyera por las escuchas telefónicas ilegales. Ahora, prepara una ofensiva para colocar a su antecesora CFK en la incómoda posición de la que él ha salido. Así como designó dos jueces de la Corte Suprema en comisión y modificó por decreto la ley audiovisual, también recortó por su sola firma las funciones de la Procuradora General Gils Carbó, cuya renuncia solicita por los diarios. Lorenzetti gestiona el alejamiento de varios jueces
Por Horacio Verbitsky
Imagen: Leandro Teysseire & AFP..
Es el tiempo de la venganza. El juez Sebastián Casanello ya había sobreseído a Maurizio Macrì en una etapa previa, decisión que fue revocada por los camaristas de apelación Jorge Ballestero y Eduardo Freiler. La semana pasada, Ballestero y Freiler recibieron un ultimatum de Macrì, quien empleó al más insólito mandadero para solicitarles la renuncia: el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. La intimación también abarcó a los jueces Norberto Oyarbide (el primero que procesó a Macrì por las escuchas) y Rodolfo Canicoba Corral. Oyarbide decidió apurar su jubilación, Canicoba se encargó de que trascendiera la operación conjunta ejecutivo-judicial, para asegurar la justicia independiente que Macrì exaltó en su primer mensaje y que Casanello ejemplificó sobreseyendo al flamante mandatario. Ahora es el turno de Cristina, a quien el gobierno desea ver presa por traición a la patria, nada menos.

Nada que ver

El propio Macrì repitió hasta el hartazgo que la designación del comisario Fino Palacios como primer jefe de su policía metropolitana le había sido recomendada por organismos de Inteligencia de Israel y Estados Unidos, pero Casanello entiende que el ex jefe del gobierno porteño estuvo ajeno a ella porque debía ocuparse de muchos otros asuntos. Aunque Palacios fue su jefe de seguridad en Boca Juniors y está probado que integraba una asociación ilícita para realizar esos delitos, el entonces jefe de gobierno no la integró: las escuchas a su cuñado fueron por iniciativa de Franco Macrì, no de su hijo; el vínculo con el agente de Inteligencia Ciro James, que retiraba las cintas grabadas, no lo llevaba él sino su ministro de Educación Mariano Narodowsky, quien no se sabe por qué le pagaba el sueldo más alto en un ministerio en el que no trabajaba; el interesado en escuchar a Burstein era el propio Palacios, porque cuestionaba su designación para el cargo debido a su participación en el encubrimiento por el atentado a la DAIA, por el que está procesado. Según el testimonio del ex ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, fue él quien sugirió a Palacios. Asunto terminado. Menos fortuna tuvo el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, ya que la Corte Suprema dejó firme su procesamiento, debido a las negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, que realizó en el megacanje liderado por Fernando De la Rúa y Domingo Cavallo.
La fecha de largada para la ofensiva contra el kirchnerismo sería el 1 de marzo, cuando Macrì inaugure las sesiones ordinarias del Congreso. A diferencia de lo sucedido el 1 de diciembre, cuando enhebró una apurada retahíla de generalidades y propuestas de felicidad y amor, dentro de dos meses se propone presentar con el mayor detalle los cargos que haya acumulado contra la administración que lo precedió. Su mensaje sería extenso y duro. La colocación de Cristina a la cabeza de los objetivos fue un aporte del Grupo Clarín. Ya en octubre de 2014 su ariete más voluminoso, Jorge Lanata, dijo que “Cristina tiene miedo de ir presa. Tiene miedo de la investigación de los buitres sobre la ruta del dinero”. A mediados de 2015, durante la campaña para las Primarias, la ex diputada radical Elisa Carrió sostuvo que de llegar ella a la presidencia, “Cristina irá presa”. Esto no ocurriría por “revanchismos” sino mediante leyes de “imprescriptibilidad sobre los delitos de corrupción” y “juicios sobre los bienes” de los funcionarios corruptos. “Pediré informe de todas las cuentas en el exterior”, dijo. El 27 de noviembre, mientras se discutían los detalles del acto de jura del nuevo presidente, el periodista Ceferino Reato escribió: “Vamos a ver si Cristina permanece libre mucho tiempo”. Agregó que “debería favorecer una buena transición” y que “tensar la situación no la favorece” porque “tiene muchas causas abiertas”, amenazó. La aliada presidencial Margarita Stolbizer denunció a CFK por enriquecimiento ilícito y el 9 de diciembre anunció que podría ir presa por “un enriquecimiento difícil de ocultar”. En una columna para el diario La Nación, Luis Majul sostuvo que si Cristina fuera presa no sería porque Macrì decidió “empujarla a la cárcel” sino porque el juez Claudio Bonadio ya recolectó “todas las evidencias que prueban, como mínimo, la existencia de lavado de dinero en la causa Hotesur”. Macrì no conminó a su socia política para que presionara al fiscal Carlos Stornelli o al juez Daniel Rafecas “porque sabe que Stolbizer no necesita un guiño del Presidente para continuar lo que empezó. Pero el miedo de Cristina Fernández a que la metan presa es lo que explica, también, la virulencia y la agresividad de los fogoneros del Frente para la Victoria”, pretende uno de los periodistas más próximos a la intimidad presidencial. El modelo es el ’55, con la exhibición de vestidos y zapatos en la residencia presidencial, las comisiones investigadoras que ocuparon el lugar del clausurado Congreso, y la ilusión de borrar al tirano depuesto de la memoria popular, presentándolo como un ladrón de los dineros del pueblo. El resultado de ese intento es bien conocido. Pero Macrì también comienza a advertir que la recomposición del Grupo Aaahhhh... puede ser útil para apoderarse de cargos que no le corresponden, como la banca en el Consejo de la Magistratura que esa componenda birló a la primera minoría, del FpV, para entregársela al diputado de PRO Luis Tonelli, maniobra que por ahora frenó un amparo aceptado por la jueza de La Pampa Iara Silvestre. Pero la propia Stolbizer objetó que se modificara por decreto la ley de implementación del nuevo Código Procesal Penal, materia que la Constitución colocó en forma expresa fuera del alcance de la lapicera presidencial. “El gobierno no pude avanzar con DNU que son inconstitucionales. No sólo debe acreditar necesidad y urgencia sino respetar materias vedadas”, advirtió Stolbizer.

Traición a la patria

Hay también otros temas y operadores. El día de Nochebuena, un columnista del Grupo Clarín sostuvo que cuando fue apartado de la causa el juez de Casación Juan Carlos Gemignani se proponía denunciar a Cristina por traición a la patria a raíz del memorando de entendimiento con Irán, cuya inconstitucionalidad quedó confirmada por la decisión del Poder Ejecutivo de no apelar la resolución de la Cámara Federal en ese sentido. El mismo día, un boletín electrónico dirigido por dos editores del Grupo Clarín dijo que un ciudadano colombiano, cuya identidad ocultan, escuchó el 16 de enero del año pasado, en una oficina de la Cancillería donde realizaba un trámite personal, que el entonces ministro Héctor Timerman planeaba asesinar al fiscal Alberto Nisman y que el ejecutor sería el nerd informático Diego Lagomarsino (!). Dos días después Nisman apareció con una bala en la cabeza y el colombiano fue a Puerto Madero a verificar los hechos (¡!). Como corresponde, la extravagante denuncia, que nadie con dos dedos de frente podría tomar en serio, cayó en el juzgado de Claudio Bonadio

LEERTODO

(1)¿como era  Eilenbourough?, lo ignoro en absoluto, pero me complace imaginarlo asì.(Tomas Moro simpson,Los Niños a la Horca../

No hay comentarios.: