LA MALINCHE

jueves, 13 de agosto de 2009

Alejandro APO y su certera mirada de la redonda


Nos secuestraron los goles

Por Alejandro Apo



El verdadero escalofrío y terror de “El bebé de Rosemary”, la gran película de Roman Polansky, es que los malos, los que bailan con el diablo, no estaban en Transilvania: eran los vecinos de los personajes que interpretaban Mia Farrow y John Cassavetes. Lo mismo pasa con el fútbol argentino y la gente cebada de poder que maneja el deporte, pero no terminábamos de verlo del todo.

No hay comentarios.: