LA MALINCHE

viernes, 11 de diciembre de 2009

La derecha chilena aceptaría buscar petróleo en las Malvinas


SANTIAGO.- El subsecretario de Relaciones Exteriores, Ángel Flisfisch, descartó este jueves que considere desarrollar operaciones petroleras en las Islas Malvinas, en sociedad con empresas británicas.

El vicecanciller además ratificó la posición del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet "de apoyo irrestricto a los derechos soberanos argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, así como a espacios marítimos circundantes".

La aclaración surgió luego de que se informara que la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) planeaba explorar y explotar cuencas petrolíferas en territorio marítimo de las Islas Malvinas.

La versión desmentida indicaba que las operaciones serían realizadas en asociación con la petrolera británica Falkland Oil and Gas Limited.

La posición de Cancillería fue respaldada también por la ENAP, la que señala que ella como empresa mantiene diálogos con numerosas petroleras del mundo, lo que no significa que contraiga compromisos con ellas.

Las Islas Malvinas son históricamente reclamadas por Argentina a Inglaterra, lo que incluso derivó en una guerra en 1982, la que ganaron los ingleses.
Sin embargo el Gobierno de Bachelet está al culminar su mandato,y el domingo el Pueblo Chileno va a las urnas a elegir nuevo Presidente,donde lidera el candidato de la derecha Sebastián Piñera favorito para acceder a la Presidencia -Lo que daría un vuelvo en breve de la empresa estatal Chilena en futuros negocios con gran Bretaña,máxime que Gran Bretaña posee Bases en su territorio,apoyo logístico en armamento y vínculos comerciales con Malvinas aún siendo un territorio ocupado ilegalmente por los Ingleses.-veamos ésta nota que apareció en la Nación

Carlos Vergara
Corresponsal en Chile
SANTIAGO, Chile.- La oposición chilena, favorita para imponerse en las elecciones del próximo domingo, confirmó a LA NACION su interés por estudiar la propuesta para que la compañía estatal Empresa Nacional de Petróleos (ENAP) participe de la exploración y explotación de cuencas petrolíferas en las islas Malvinas.

La iniciativa fue presentada por la petrolera británica Falkland Oil and Gas Limited (FOGL) a ENAP y comprendía un proyecto de asociación para operar en las cuencas recientemente descubiertas al sur y al norte del archipiélago. Estas, según la prensa británica, comprenderían una producción de 60.000 millones de barriles, una cifra nada despreciable en el mundo petrolero.

El integrante de la Comisión de Minería y Energía de la Cámara baja chilena, el diputado de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI) Marcelo Forni, dialogó con LA NACION en medio del acto de cierre de campaña del candidato opositor, Sebastián Piñera. "Pienso que es una muy buena oportunidad para diversificar nuestra matriz energética. Si los ingleses nos están invitando a participar, no veo por qué habría que cerrarse a una posibilidad como ésta", dijo Forni, respecto de las negociaciones entre ENAP y Falkland Oil and Gas.

El diputado fue enfático en rechazar que la molestia del gobierno argentino inhibiera una eventual negociación. "Se molestarán, tal como nosotros estábamos molestos cuando incumplieron el protocolo del gas de 2004 y nos cortaron el suministro. Chile no tiene por qué mostrarse débil. Si los ingleses nos están invitando a participar de un negocio como éste, la obligación de ENAP es estudiarlo y evaluarlo. No tenemos por qué dejarlo pasar. Me parece un error que la Cancillería mezcle las cosas. Nosotros no tenemos nada que ver con los problemas que puedan tener Inglaterra y la Argentina".

Consultado sobre la disposición de un futuro gobierno de Piñera para invertir en las Malvinas, el parlamentario se mostró completamente abierto a esa posibilidad. "No veo por qué no. Le repito: es una muy buena oportunidad de diversificación de nuestra matriz energética", expresó.

Piñera es uno de los principales controladores de LAN Chile, línea aérea que mantiene vuelos regulares una vez por semana entre Punta Arenas y Mount Pleasant, la base militar de las islas. En caso de ser elegido, el empresario se comprometió a vender el 26,3% que tiene de la propiedad (alrededor de 826 millones de dólares) antes del 11 de marzo, fecha en que se le haría entrega del gobierno.

Fuentes cercanas a ENAP reconocieron también que la oferta es tentadora, por cuanto su gestión y balance no han sido precisamente positivos en los últimos años, con pérdidas reportadas de 958 millones de dólares el año pasado. La cercanía logística y operacional de ENAP, con asiento en Punta Arenas, con las Malvinas fue uno de los motivos que condujeron al acercamiento de Falkland Oil and Gas y su socia en la licencia de explotación de las cuencas marítimas, la petrolera británico-australiana BHP Billiton.

Resolución vigente

A primera hora, el Ministerio de Planificación Federal argentino, que conduce Julio De Vido, sin mencionar expresamente a ENAP, ratificó la vigencia de la resolución 407/2007 que prohíbe la inscripción en el Registro de Empresas Petroleras a las compañías que hayan desarrollado actividades hidrocarburíferas en la plataforma continental argentina sin una habilitación expedida por las autoridades. En palabras simples, inhabilitaría a ENAP para seguir operando en la Argentina en caso de que lo haga en las Malvinas.

Asimismo, el Ministerio volvió a establecer su delimitación marítima: "La ley 23.968 establece que la República Argentina ejerce soberanía sobre la plataforma continental, espacio marítimo que comprende el lecho y el subsuelo de las áreas submarinas que se extienden más allá de su mar territorial y a todo lo largo de la prolongación natural de su territorio hasta una distancia de doscientas millas marinas".

Actualmente, ENAP funciona en Argentina asociada con Repsol YPF, a través de su filial, Sipetrol, y opera en Area Magallanes, CAM-2A-Sur, CAM-3 y CAM-1, en la plataforma marítima de la cuenca austral, y en el bloque Area Pampa del Castillo, en la cuenca del golfo San Jorge.

El gobierno de Chile respondió inmediatamente, a través de un comunicado de la Cancillería, que no tiene ningún proyecto de exploración y explotación en territorio marítimo de las Malvinas. De la misma manera, descartó que ENAP tenga intención de asociarse con Falkland Oil and Gas y ratificó su postura oficial en relación con los conflictos territoriales entre la Argentina y Gran Bretaña: "La posición del gobierno chileno es de apoyo irrestricto a los derechos soberanos argentinos sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, así como a sus espacios marítimos circundantes".

El comentario de pasillo en el mundo energético chileno es que la presidenta Michelle Bachelet no quiere despedirse con conflictos vecinales. El futuro gobierno, sea oficialista o de oposición, ya deberá lidiar con la demanda marítima peruana sobre aguas territoriales chilenas en el norte del país, cuya primera resolución será dada a conocer durante el primer semestre de 2010 por el Tribunal Internacional de La Haya. Todo apunta a que la estrategia de Falkland Oil and Gas será esperar los exactos 90 días que faltan para la asunción del nuevo presidente. Según las encuestas, existe una gran posibilidad de que la derecha llegue al poder después de 50 años de fracasos y que Piñera sea el hombre que termine con la hegemonía de la Concertación.

1 comentario:

El Nerd dijo...

hola ricardo!
aca le dejo mi mail:gabriel_carol@hotmail.com