viernes, 22 de enero de 2010

Deuda externa y Banco Central lectura para el fin de semana


Deuda Externa y Banco Central.

Desde el principio de la investigación de la Deuda Externa, los patriotas en ella abocados se encontraron con la férrea negativa del Banco Central a revelar documentación respecto a la Deuda.

El Proceso fue más que el simple acto de una cúpula militar. Fue una re-organización para la Dependencia de la Estructura Financiera. Si vemos la historia del Banco Central, creado en 1935 por Sir Otto Niemeyer del Bank of England, consecuencia del Pacto Runciman-Roca, como banco privado controlado por los ingleses, luego nacionalizado por Perón y antes que las demás nacionalizaciones, debemos ver luego, en los días posteriores a los golpes de Estado de 1955, 1966, 1976, como se constituía el control del BCRA. Debemos explicar como, pese a los años transcurridos, la dictadura militar terminó pero la dictadura financiera continúa. El tema es como sigue en vigencia en Argentina el Axioma Rothschild: “Denme la emisión de moneda y no me importa quien haga las leyes”.

El Banco Central, encargado por Ley de emitir o restringir el circulante y determinar el valor de la moneda, decide si aumenta el circulante, que bajarán las tasas de interés, habrá crédito abundante y barato, las pymes crecerán y aparecerán otras nuevas, esa clase media reactivará el mercado interno, bajará el desempleo, con él la inseguridad, aumentará la recaudación y con ella los presupuestos para salud, educación, vivienda, obras públicas, seguridad, defensa, crecerá el mercado y la nación, disminuirá la pobreza, crecerá la clase obrera, el poder sindical y la democracia, los políticos se atribuirán todos los méritos, aunque no tengan idea de quien decide esto desde Londres. Todo obra de la parte positiva del Axioma Rothschild.

Pero si en Londres, deciden bajarnos el pulgar y aplicarnos la parte negativa del Axioma Rothschild, entonces se restringirá el circulante, subirán las tasas de interés, habrá poco crédito y genocidio de pymes, se concentrará la riqueza y el capital en una economía más oligárquica y dependiente, caerá la clase media y la clase obrera por aumento del desempleo, aumentará la inseguridad, caerá la recaudación impositiva, con ella los presupuestos de salud, educación, obras públicas, viviendas, seguridad, defensa, se contraerá el mercado y la nación, aumentará la pobreza, se achicará la clase obrera, el poder sindical, la democracia perderá terreno frente al clientelismo político, la corrupción y distintas formas de fraude, los políticos estarán de adorno y cobrarán sus dietas solo para servir de chivo expiatorio a los dueños del “Poder detrás del Trono”.

La Democracia Formal que tenemos es incapaz de decidir nuestro destino porque los legisladores han cedido la Suma del Poder Público Financiero (Traición a la Patria) a un grupo de Directores del Banco Central y bajo el pretexto de ‘autonomía’ de este, es decir, este grupo decide y sin control por parte de los ‘representantes del pueblo’ ni del Poder Ejecutivo.

El Proceso fue un acto de re-organización Financiera anti-nacional que aún continúa tras 20 años de ‘regreso a la democracia’. Es tan poderoso el control del Banco Central que recibía las divisas con que Martínez de Hoz (hombre de la Trilateral Commission de David Rockefeller), endeudaba a empresas estratégicas y lucrativas (YPF – Aerolíneas), para mantener un falso valor del dólar y destruir la industria argentina. Y desde el Banco Central Domingo Cavallo (también hombre de la Trilateral Commission de David Rockefeller) y solo por Circular Interna, nos encajó a todos los argentinos la Deuda de los Grupos capitalistas privados. La vuelta a la ‘Democracia’, centrada solo en el aspecto Formal y no Real, convalidó la Deuda Externa, en lugar de rechazarla como Deuda Odiosa, y actuó sobre el instrumento, las FFAA, y no sobre quienes esgrimían el instrumento, las élites financieras que manejan el BCRA.

La Deuda Externa es sólo la Consecuencia del colonialismo financiero. La Causa de esto es la ‘autonomía’ del Banco Central que lo pone más allá del gobierno nacional, sea militar o constitucional. Podemos lograr una quita del 75% o más de la Deuda, pero mientras se mantenga la Estructura colonial del BCRA, nueva y rápidamente volveremos a quedar endeudados. El tema no es cambiar de collar sino dejar de ser perro. Hoy que el Cdte. Bolivariano Hugo Chávez enfrenta la oposición del Banco Central de Venezuela (con igual autonomía que el BCRA), a su política agraria, recordamos como el Tgrl. Perón nacionalizó el BCRA previo a las demás nacionalizaciones y comprendemos porqué el primer cargo público del Che Guevara fue la presidencia del Banco Central de Cuba para empezar la Revolución.

Es inmediato luchar por el control del BCRA. “No quiero se dueño de nada sino tener el control de todo” decía el banquero John D. Rockefeller. Y ese es el tema: no la propiedad del BCRA sino su control. Si ellos tienen el control del BCRA controlan nuestro destino pese a la ‘democracia’ formal y colonial. No podemos seguir moviéndonos dentro de los límites que nos impone la Estrategia de Lord Castelraegh: “Dejemos que los nativos (hoy argentinos) elijan sus gobiernos y tengamos para nosotros (los ingleses) la hegemonía comercial en el Río de la Plata” (Parlamento de Londres – 01.May.1807)

La Hegemonía Comercial hoy es Financiera y ejercida por hombres que van y vienen de bancos de Londres a la presidencia del BCRA como en un juego de ‘esquinitas’ (Mario Blejer – Bank of England - y Alonso Prat Gay – JP Morgan de Londres).

La Doctrina Canning sobre la Dependencia es: “Inglaterra será el taller y América española (Argentina incluída) la granja”. Lo que siempre le preocupó a la oligarquía anglo-americana era mantenernos en la des-industrialización, el subdesarrollo forzado mediante la estructura financiera controlada por ellos, y luego la exacción de excedentes mediante la Deuda Externa.

Industrializar es Liberar. La única política industrial y coherente, de pleno empleo, fue iniciada en 1946 previa nacionalización del Banco Central. La estrategia anti-nacional fue destruir al peronismo no como movimiento político sino como movimiento socio-económico.

“Mientas haya chimeneas habrá peronismo” decía un ministro de la Revolución Libertadora. Y esta fue la Estrategia socio-financiera del Proceso: desde el Banco Central tener un dólar barato, por deudas de empresas del Estado, para destruir la industria privada y la clase obrera argentina.

Hoy día continúa la Dictadura Financiera. El circulante de libra esterlinas equivale al 90% del PBI de Gran Bretaña, y con un interés anual del 3%, mientras en Argentina el circulante de pesos equivale al 13% y con intereses por las nubes. Y eso lo deciden Sir Andrew Large en el Bank of England y Alonso Prat Gay en el Banco Central.

De nada sirve una ‘democracia’ formal si los ‘representantes del pueblo’ ceden la suma del Poder Público (financiero) en un acto de Traición a la Patria. De nada sirven promesas electorales ni declaraciones lacrimógenas frente a la Deuda si no se toma el control de un resorte estratégico como el BCRA.

Estamos viviendo un proceso de globalización muy cruel. Esta viene con la revolución científico técnica y su impacto en la eliminación de fuentes de trabajo, la revolución financiera y rápidos movimientos de capital especulativo que dejan el tendal de naciones devastadas, con un poder cada vez mayor de organismos como OMC, GATT, GATS, AMI, dirigidos por burocracias no electas que responden a los grandes capitales que son del “Poder detrás del Trono” de muchas potencias militares – que arrasan pueblos para apoderarse de sus recursos naturales – y asistimos al fin programado de la democracia mundial como lo pronosticaron hace 30 años los teóricos y estrategas de la Trilateral Commission.

No podremos sobrevivir como pueblo sin tomar los resortes reales de Poder. Sin ir más allá de los aspectos formales. A veces escuchamos decir a algunos: “Hay que tomar el Poder”, pero, ¿Dónde está el Poder Financiero? En el Banco Central.

La Deuda Externa es una Consecuencia, no una Causa. Lograr que no se pague pero dejar intacto el Poder que la ha generado, es como matar las moscas, ratas y cucarachas que genera un basural pero dejar intacto el basural. En poco tiempo volveremos a tener el mismo problema.

Vivimos una Guerra Financiera que provoca un Genocidio real (190 muertos diarios por causas de pobreza). Debemos encarar esto como una Guerra, constituir los equipos multidisciplinarios, cívico-militares que estudien las Hipótesis de Conflicto para movilizar a toda la comunidad nacional. La Historia muestra que las minorías movilizadas se imponen a las mayoría desmovilizadas y que la opresión cesa cuando se movilizan las mayorías.

“Se conduce bien o mal según la información de que se disponga. Conducir es educar” decía Perón. Conduciremos en la medida en que investiguemos y divulguemos como funciona el Poder Real y cuales son los mecanismos del Poder detrás del Trono. No es cuestión de empezar con consignas tremendistas. Primero viene la información, luego esta se simplifica en consignas.


“Hay que actuar sobre las causas, no sobre las consecuencias” Tgrl. Perón. 19.Ene.74

Vcom (R) Horacio Ricciardelli – Pdte. MCM Cóndor – Bs As. 05.Feb.04

condornacional@yahoo.com.ar


elfaronacional

Este analisis no deja lugar a dudas que cualquier rehazo de las políticas británicas en el Mar Argentino con Malvinas y sus riquezas del mar que circunda,no tienen efecto si no se ataca el verdadero frente británico que data de doscientos años,y está en el poder financiero de éstos piratas en nuestra Nación.-

Si la dirigencia política argentina es realmente patriótica ( como aducen desde la oposición) es el frente que se debe atacar ,pero en realidad son meros y formales cipayos al servicio de la corona,aunque roma no pague traidores les encanta subsumirse..

Espero que se entienda el mensaje.



No hay comentarios.: