LA MALINCHE

sábado, 19 de noviembre de 2011

Día de la Soberanía Nacional

Al encabezar la ceremonia central por la fecha que conmemora la resistencia del General Lucio Mansilla en la batalla de la Vuelta de Obligado, la Presidenta hizo un llamado por dar “la batalla de ideas” y profundizar la integración regional


“Estamos reivindicando un hecho que no sólo pertenece a los argentinos sino a la historia de los pueblos latinoamericanos por su independencia y por su libertad. La Vuelta de Obligado ya forma parte de la lucha de los pueblos”. Con estas palabras, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó este mediodía la ceremonia central por el Día de la Soberanía Nacional.
El acto tuvo lugar en la ciudad bonaerense de San Pedro, a 164 kilómetros al norte de la Capital Federal. Durante su discurso, la primera mandataria evocó la resistencia histórica del General Lucio Mansilla y pidió formular una resignificación del concepto de soberanía, “no ya con un concepto militar sino con un concepto económico, político, social y cultural”.
“A las mujeres nos cuesta más aparecer, pero cuando aparecemos hacemos historia, como doña Encarnación Ezcurra”, dijo Cristina al recordar a la mujer de Juan Manuel de Rosas. Acto seguido, les agradeció a las autoridades del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Nacional Manuel Dorrego que la hayan declarado presidenta honoraria de la institución. “Manuel Dorrego, otro gran patriota argentino”, expresó.
“Tal vez hoy más que nunca debamos resignificar lo que es la lucha por la soberanía nacional, cuyo hito esta aquí en la Vuelta de Obligado. Por aquellos tiempos las luchas eran sólo de carácter militar, en un concepto de ocupación territorial. La resignificación debe estar dada hoy en el campo de la lucha de las ideas y en la decisión de cada país de ocupar un proyecto de nación de acuerdo a sus intereses integrándose con sus hermanos de la región en un mundo complejo que se derrumba”, planteó la Presidenta.
“Los argentinos, no ya con cadenas, no ya con un concepto militar sino con un concepto económico, político, social y cultural debemos dar esa batalla de ideas, esa batalla por la soberanía intelectual. Lo hacemos en el marco de un proyecto que nacido en el año 2003 remó contra viento y marea, remamos como los salmones, contra la corriente”, afirmó.
En otro tramo de su discurso, Cristina destacó la militancia de sectores juveniles. “En ese entonces éramos jóvenes enojados, que nos sentíamos fuera del sistema y nos empujaban porque no nos dejaban expresarnos. Cuando veo que tras ocho años de gobierno los jóvenes se incorporan a la política con alegría, para construir, para festejar, para conmemorar, siento que hemos cumplido con una responsabilidad histórica que es la de lograr que los jóvenes sientan a la Patria como su casa”, sostuvo.
“Me siento orgullosa de formar parte de un proyecto que excede el marco de un partido y quiere ser el instrumento para que los 40 millones de argentinos podamos seguir creciendo. Nueve puntos ha crecido la Argentina y vamos a seguir en ese rumbo. En este rumbo que exige la resignificación de la soberanía nacional”. Y agregó: “Sin amor nada de esto se podría estar haciendo”.
Por último, Cristina hizo foco en la necesidad de darle institucionalidad al proyecto para que pueda continuar en el tiempo. “No puede reposar en dos o tres personas. Por eso hay que darle mucha institucionalidad, por eso cada argentino debe comprender el por qué de las cosas. Les pido a todos los argentinos que hagamos un gran esfuerzo histórico por comprender el proceso que viven Argentina y el mundo, que corrijamos las cosas que estén mal y profundicemos las que estén bien, y la igualdad llegue a todos los argentinos como querían todos los grandes hombres que construyeron la historia”.
La Vuelta de Obligado fue declarada lugar histórico por ser un hito de la Soberanía Nacional, y sitio del enfrentamiento ocurrido el 20 de noviembre de 1845 y conocido como Combate de Obligado.

Fuente: El Argentino.

No hay comentarios.: